El Gobierno busca darles mayor poder de control a los gremios con nueva ley de ART

Los empresarios rechazan esas comisiones, a las que denominan "soviets", para prevenir accidentes en los establecimientos. Suben indemnizaciones
El Gobierno impulsa comités mixtos de seguridad e higiene en la nueva ley de Riesgos de Trabajo, una medida que en la jerga empresaria denominan soviets.

Pese a la crisis, y la necesidad de resolver los problemas de la coyuntura como suspensiones, despidos y reclamos salariales, el Gobierno tiene en el centro de su agenda laboral 2009 una nueva ley de Riesgo de Trabajo, en la que viene inclinándose por la postura de la CGT en temas claves para las empresas.

En ese sentido, el Ministerio de Trabajo maneja un borrador de proyecto de ley que no conforma al sector patronal en aspectos que tienen que ver con la litigiosidad por accidentes laborales. Además, el paper prevé la inclusión de los trabajadores en comités mixtos de seguridad e higiene.

Eso es rechazado por los empresarios, que exigen que los consejos mixtos se establezcan en los convenios colectivos, con alcance solamente consultivo.

“Los comités mixtos impuestos por Ley implican que el sindicato va a cogestionar cuestiones donde la facultad organizativa y la responsabilidad patrimonial e indemnizatoria es del empleador. Será una cogestión irresponsable”, dijo Daniel Funes de Rioja, abogado laboralista de la UIA.

La presidenta Cristina Kirchner tenía sobre su escritorio desde fines de diciembre tres versiones, una previa del Ministerio de Trabajo, una de la UIA y otra de la CGT, antes del proyecto del ministro Carlos Tomada, que en estos días llegó a sindicalistas y empleadores.

Algunos de los puntos rechazados por los empresarios son los siguientes:

n La doble vía que suma a la indemnización de la ART la posibilidad de hacer después un juicio por accidente de trabajo.

Al respecto, Funes de Rioja dijo: “Pedimos que, si se elige una vía, se renuncie a la otra. Sin quitarle la atención médica y farmacéutica inicial al trabajador, se le debe dar un plazo razonable para que defina si quiere la indemnización tarifada de la ART o acciona en la Justicia”.

Héctor Recalde, diputado y abogado de la CGT, respondió que “la doble vía sigue, porque existió siempre. Si lo indemnizan con $ 50 y no le parece suficiente, el trabajador debe poder recurrir a la Justicia. Si el juez dice que debe percibir $ 100, los primeros $ 50 se considerarán pago a cuenta”.

n Los juicios se substanciarán en el fuero laboral.

“Tiene que ir a la Justicia civil, con el procedimiento civil donde la carga de la prueba cae sobre el trabajador que demanda y no sobre la empresa que se defiende”, opinó Funes de Rioja.

n Indemnización por accidentes en itínere.

Los empresarios dicen que la mayor proporción de accidentes de trabajo son en realidad de tránsito, y no producto de la actividad de la empresa, por lo que deberían excluirse de la protección laboral. La CGT responde que a nivel internacional se considera que el trabajador pone su fuerza de trabajo a disposición del empleador desde que sale de su casa, por lo cual la legislación lo protege.

n Otro punto conflictivo, pero esta vez rechazado por la CGT y sostenido por los empresarios, es el subsidio que reciben las ART, por ejemplo, para cubrir hipoacusias, con un fondo específico que se formó con una contribución que antes se destinaba a un seguro de vida colectivo, explicó Recalde.

Comentá la nota