El Gobierno busca atenuar el impacto del ajuste de la luz.

El gobernador Alperovich y los ejecutivos de la empresa de distribución analizan medidas. Crecen las protestas contra los incrementos tarifarios.
El rechazo de los usuarios al incremento en la tarifa del servicio eléctrico causó en Tucumán diversas protestas y movilizaciones que incomodan a la gestión del gobernador, José Alperovich. Por esa razón, el mandatario convocó a los directivos de la Empresa de Distribución de Electricidad (EDET), con el fin de analizar medidas que tiendan a mitigar los efectos del reajuste en el precio de la luz.

Varios funcionarios consultados anoche por LA GACETA indicaron que es posible que, en el transcurso de hoy, el gobernador anuncie algún tipo de beneficio para los próximos tres meses. De todas maneras, las conversaciones con EDET aún no están cerradas pero, según trascendió, no se prevé tocar el Acuerdo de Renegociación Integral.

Comentá la nota