Gobierno busca apoyo nacional para ejecutar obras por $70 millones

El Gobierno de la Provincia dice que para 2010 proyecta "ejecutar dos importantes proyectos" para Ushuaia: ampliar la Planta Potabilizadora Nº 3 y la construcción de otra en el sector del Río Pipo. Obras similares ya habían sido presentadas, gestionadas y obtenido el visto bueno en Nación durante la primera mitad de 2007. Tras 2 años de olvido y letargo, en el caso de concretarse el proyecto, permitirá brindar un mejor servicio a la ciudad y garantizar la provisión de agua para las próximas urbanizaciones del IPV.
Las actuales autoridades de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios de Tierra del Fuego proyectan para 2010 "ejecutar dos importantes proyectos: la ampliación de la Planta Potabilizadora Nº 3 y la construcción de la Planta Potabilizadora en la urbanización del Río Pipo de Ushuaia". Así lo indicó ayer el Gobierno de la Provincia a través de una gacetilla de Prensa.

Según se indica, "para ello, se gestiona obtener financiamiento del Ente Nacional de Obras Hídricas (ENOSA), desde donde "han mostraron buena predisposición", especificando que el objetivo de la misma está direccionada a la ampliación de la Planta Potabilizadora Nº 3, existente a la vera del arroyo grande, y a construir una cuarta planta, que tome agua del río Pipo.

Para el primero de los casos, el Gobierno estima que con una inversión de alrededor de 10 millones de pesos, se mejorará la capacidad de potabilización del agua para la zona de Andorra y dar mayor respuesta a la demanda desde la calle Yaganes hasta las 640 viviendas. En tanto que en el segundo pero ya con 60 millones, cubrir las nuevas urbanizaciones que están previstas por el Instituto Provincial de Vivienda; las urbanizaciones privadas y reforzar la parte céntrica de nuestra ciudad.

El tema no es nuevo, toda vez que desde el año 2005 funcionarios y técnicos del IPV ha venido advirtiendo a cada uno de los Gobierno de turno, la necesidad de una fuerte inversión para la provisión de agua que requieren las viviendas construidas y las otras 1200 por construir en el Pipo, como consabida es la urgencia que tiene la ciudad en su conjunto, de contar con un proyecto que garantice un servicio acorde al crecimiento que esta tiene.

Sin embargo, desde esa época a la actualidad y con distintos ímpetus, la resolución respecto a la problemática que genera la falta de agua potable en la ciudad, no ha dejado de ser una larga cadena de anuncios, viajes y gestiones sobre un lejano proyecto futuro que nunca se materializa y que desempolvado, ahora le ponen fecha para el 2010.

Quien más habló del tema, y quien fue y vino a Buenos Aires varias veces –algunas de ellas con al ex presidente del IPV Jorge Cófreces–, fue el ex Presidente de la DPOSS Oscar Vuotto, el que en 2007 había conseguido del ENOSA y de la Secretaría de Vivienda de la Nación, conformidad para que a través de los planes de infraestructura, un financiamiento de 47.8 millones de pesos, para encarar los proyectos desarrollados entre los profesionales y técnicos de la Dirección y el Instituto.

Según Vuotto, en una visita que efectuó en julio de 2007 Fabiana Ríos a la DPOSS como gobernadora electa, junto a Carlos Basanetti y Daniel Lepez, tomó conocimiento de la situación y de los proyectos en marcha.

Dos años después de aquella larga transición, un proyecto similar para resolver un problema que no dejó de complejizarse, vuelve al escenario y a la búsqueda de un financiamiento nacional, que como mínimo estima la necesidad de unos 70 millones de pesos.

Comentá la nota