El gobierno brasileño rechazó un informe de EEUU sobre condiciones laborales

El flamante ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, acusado en la Argentina por el atentado a la AMIA, destacó que la "fabricación de armas nucleares no está en el programa" de Teherán.
"Consideramos la fabricación de armas de destrucción masiva como contraria a nuestros principios religiosos, humanos y nacionales", dijo Vahidi.

El funcionario requerido por Interpol en el caso AMIA subrayó:

"Nunca tuvimos ni tenemos la fabricación de armas nucleares inscrita en nuestro programa".

En otro orden, Vahidi acusó a Estados Unidos de querer provocar un nuevo conflicto entre Irán e Irak, países vecinos que alcanzaron una reconciliación.

"El objetivo final de Estados Unidos es provocar un enfrentamiento entre Irán e Irak", remarcó el funcionario.

El ministro se expresó de esta forma luego de que el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, exhortara a los aliados árabes de Washington a reforzar sus capacidades militares para aumentar la presión sobre Irán, a fin de que cesen sus actividades nucleares sensibles.

El nombramiento de Vahidi por parte del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad fue aprobado por una amplia mayoría de diputados la semana pasada.

A pedido de la justicia argentina, Interpol emitió en 2007 una orden de búsqueda sobre Ahmad Vahidi y otros iraníes, por su presunta participación en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires, que dejó 85 muertos y 300 heridos en julio de 1994.

Estas declaraciones del nuevo ministro ocurren en un momento en el que las grandes potencias, que acusan a Irán de tratar de dotarse de armas de destrucción masiva, juzgaron insuficientes las últimas propuestas iraníes sobre el asunto nuclear y reclamaran una reunión cuanto antes con Teherán.

Costa fue detectado en conversaciones telefónicas con Lorenzo en negociaciones para proveer de antivirales en plena epidemia de Gripe A, a cambio de un "retorno".

Comentá la nota