Gobierno bonaerense y portuarios analizaron mecanismos para no gravar el tonelaje de cargas

Gobierno bonaerense y portuarios analizaron mecanismos para no gravar el tonelaje de cargas
El ministro de la Producción bonaerense, Martín Ferré, revisó con los representantes gremiales de todos los puertos bonaerenses la reciente reforma fiscal por la que se aplica un impuesto a la carga y descarga en las terminales de la Provincia.
Durante el encuentro de este lunes que se extendió por más de cuatro horas, ambas partes intentaron buscar encontrar un mecanismo que permita sustituir el polémico artículo 26 que grava con ingresos brutos a los trabajos portuarios.

También participó el subsecretario de Actividades Portuarias, Luis Abot, en un debate donde se barajaron distintas posibilidades para evitar que se calcule el impuesto a los ingresos brutos sobre el tonelaje de las cargas y descargas.

Las conversaciones se efectuaron bajo la presión de las medidas de fuerza que continuaron en el puerto de Bahía Blanca hasta las 19:30 cuando el Secretario General del gremio, Emiliano Ozores transmitió la indicación de levantarlo.

Este martes tendrá lugar la reunión con la Mesa Agropecuaria provincial, la Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA) y los legisladores de la Comisión Bicameral convocada para revisar la Ley antes de su promulgación.

La reforma fiscal afectó al sector portuario y también al agropecuario al transformar la base del impuesto inmobiliario rural para, de esa manera, junto con el gravamen a los automotores cerrar el rojo de las cuentas bonaerenses que toca los 1.200 millones de pesos.

La ley impositiva sancionada que entrará en vigencia en 2010 incide sobre los movimientos de mercaderías en los puertos, entre otras medidas que lograron irritar al sector portuario bonaerense responsable de la salida de parte de la producción granaria del país.

Desde Miami (Estados Unidos), el gobernador Daniel Scioli advirtió que en la Provincia "tenemos 20 puertos que no pagan nada" y que se debe "invertir en infraestructura portuaria".

No obstante, reconoció que el impuesto a las actividades portuarias votado el miércoles último será reformado "para evitar que se calcule según el tonelaje de las cargas y descargas".

La reforma que fija una tasa de despacho para operaciones de carga y descarga que alcanza a las estaciones portuarias de la provincia fue aprobada con 28 votos de los senadores del oficialismo y el rechazo de las 12 bancas opositoras.

El campo bonaerense amenaza con paros y movilizaciones por el ajuste fiscal.

Sin embargo, en la última reunión que mantuvieron Scioli, Ferré y el titular de la cartera de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich junto con los integrantes de la Mesa Agropecuaria Provincial se desestimó la utilización de la valuación fiscal 2005 como prevé la nueva Ley. En cambio se aplicará un porcentaje de suba sobre los montos actuales del impuesto.

Scioli, que participa del Seminario "Latinoamérica después de la crisis" en Miami afirmó que el posible acuerdo con el campo por el aumento del Inmobiliario Rural pasa por decidir ese porcentaje.

El incremento en el impuesto rural llegaría al 30 por ciento si se aplica el revalúo de los campos realizado por la provincia en el año 2005 y que nunca se efectivizó.

La ley sancionada deja exenta del pago de este impuesto "sin trámite alguno", a siete millones de hectáreas -el 25% de la superficie productiva estimada en 26 millones de hectáreas-, afectada por la sequía.

Comentá la nota