El gobierno bonaerense instalará radares para controlar la velocidad en las rutas

Las autoridades de la Provincia implementarán a partir de este verano próximo un control de velocidad mediante la colocación de casi 200 radares. Además, cobrará multas a los infractores de las normas de tránsito.
La medida está incluida en el proyecto de adhesión a la ley nacional de Tránsito que será aprobada en las próximas semanas por la Legislatura.

La Provincia instalará, en las principales rutas que conducen a la costa atlántica, 140 radares fijos y tendrá otros 40 radares móviles.

El verano pasado, la Provincia verificó los excesos de velocidad con radares pero no aplicó multas, lo que sí hará en esta próxima temporada, según confirmó una fuente gubernamental.

La instalación de radares, controlados por la Provincia y no por los municipios, y la aplicación de multas a los infractores tiene como objetivo reducir la cantidad de accidentes que se registran.

En tanto, el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, anunció la incorporación a la ley un artículo que obliga a los conductores de motos a utilizar chaleco y casco refractario e identificatorio con el número de patente.

"Con la sanción de la Ley Provincial se incorporará en Buenos Aires la obligatoriedad de utilizar chaleco y casco refractario con números de patente, que es una medida aplicada en la ciudad colombiana de Medellín para disminuir los accidentes y prevenir las salideras bancarias", dijo Pérez.

Sobre el funcionamiento del sistema de detección de velocidad a través de radares, Pérez dijo que "es imprescindible que la gente tome conciencia sobre la velocidad de circulación, ya que el 90 % de los accidentes se producen en rectas, por lo tanto se producen por exceso de velocidad".

"La Provincia utilizará con la sanción de la Ley, 180 radares, de los cuales 140 son fijos y estarán debidamente identificados y 40 serán móviles, en autos que también estarán con identificación", explicó el jefe de Gabinete.

Comentá la nota