El Gobierno bloquea la comisión bicameral de control de los DNU

El Gobierno bloquea la comisión bicameral de control de los DNU
El jefe de Diputados rompió los acuerdos y puso a oficialistas en la mitad de los cargos.
Tal como reclamaban los bloques de la oposición, el oficialismo avanzó en la conformación de la comisión bicameral que debe controlar los decretos de necesidad y urgencia. Pero lo hizo con una composición que generó cuestionamientos. Al designar a los ocho integrantes de Diputados, Eduardo Fellner -presidente de ese cuerpo- nombró a cuatro kirchneristas y cuatro opositores, lo que según el arco anti K no respeta la nueva proporcionalidad de la Cámara.

"No estamos de acuerdo. Fellner va a tener que explicarnos qué proporcionalidad aplicó", aseguró Oscar Aguad, jefe del bloque de la UCR. La oposición armó un "equipo jurídico", compuesto por el radical Ricardo Gil Lavedra, la macrista Paula Bertol, el peronista disidente Marcelo López Arias y Juan Carlos Vega, de la Coalición Cívica, y anunció que se tomará 48 horas para definir la metodología con la que enfrentará la decisión de Fellner. "Esta comisión depende de la Constitución y excede al reglamento de la Cámara, por lo que no descartamos ir a la Justicia o pedirle a la Corte una interpretación de la proporcionalidad", insistió ayer uno de esos diputados.

En una nota entregada a Fellner, esos cuatro bloques opositores habían exigido cinco de los ocho diputados. Pero el presidente de la Cámara designó a los kirchneristas Agustín Rossi, Diana Conti, Luis Cigogna y Jorge Landau, a los radicales Juan Pedro Tunessi y Rubén Lanceta, al peronista disidente Enrique Thomas y a Marcela Rodríguez, de la Coalición Cívica. El macrista Federico Pinedo, el quinto propuesto por la oposición, quedó afuera. El PRO presentará hoy un proyecto para insistir con la exigencia de cinco miembros. Desde el oficialismo intentaron justificar la decisión de Fellner: "Ellos tienen un 54% de los diputados y nosotros el 46%. Cuatro y cuatro se acerca más a esos porcentajes, porque para que llegaran a cinco hacía falta el 62,5%".

Compuesta por 16 integrantes (ocho de cada Cámara), la comisión tiene competencia para expedirse sobre la validez de los DNU firmados por Cristina Kirchner. Con la mitad de los miembros, el oficialismo intenta asegurarse que la oposición no pueda emitir dictámenes de mayoría. También se abre un dilema por el presidente de la bicameral, clave porque "desempata": los dos sectores intentarán imponerlo pero, si no hay acuerdo previo, quedarán igualados en votos al elegirlo.

Para que la bicameral entre en funcionamiento y pueda expedirse sobre los decretos, por caso el que firmó Cristina para utilizar reservas del Banco Central para garantizar pagos de la deuda pública del año próximo, resta que el Senado designe a los ocho integrantes. Más allá del intento de cambiar la composición en Diputados, la oposición llevará su disputa a la Cámara alta. "Vamos a plantear que sean cinco para nosotros y tres para el oficialismo. Necesitamos demostrar que podemos tener 37 senadores (la mitad más uno del cuerpo) y por eso es muy importante la reunión con Ricardo Lorenzetti", adelantó el senador Ernesto Sanz, titular de la UCR. El kirchnerismo reclamará también cuatro integrantes, con el argumento de que en el Senado los números están más justos que en Diputados. Una ventaja para la oposición: la designación dependerá de Julio Cobos.

Comentá la nota