El gobierno de Binner pide a los jueces que toleren el disenso

"Ratificamos las sospechas en la forma en que se fue construyendo el Poder Judicial en la provincia", expresó la gobernación en un comunicado.
En un comunicado difundido hoy, el Gobierno sumó otro capítulo a la polémica. "El respeto a la división de poderes no impide el diálogo ni las opiniones sobre sus actos. El pronunciamiento de la Corte es prueba de ello porque opina sobre los dichos del titular de otro poder", señaló.

El Ejecutivo le pidió a los ministros de la Corte "madurez política, tolerancia y capacidad de asumir que el pluralismo exige comprender que no todos piensan igual".

"Discrepamos –continuó el discurso oficial– con que no se puedan cuestionar los contenidos de las sentencias, las que como acto de gobierno son susceptibles de las críticas, justamente por imperio del sistema republicano". Y recalcó en que la opinión formulada por Binner no fue una sugerencia sino una opinión "a partir de convicciones a la vista de determinados resultados", en alusión al desenlace del caso Fraticelli, que significó un duro traspié para la ortodoxia judicial santafesina.

"Es evidente que entre dos fallos dictados en una misma causa (aunque el segundo no esté firme), uno convalidado por la Corte provincial y anulado por la Corte nacional y otro dictado en el marco del criterio de esta última, aparece una diferencia que no puede dejar de preocuparnos, dado que el primero condena a prisión perpetua y el segundo absuelve a las mismas personas y por el mismo hecho", marcó el comunicado gubernamental. Sobre esa diferencia, Fraticelli había dicho: "Menos mal que no acá no rige la pena de muerte, porque si no, la absolución habría llegado tarde". Y el comunicado recordó que "los absueltos" pasaron más de 6 años de prisión por culpa de un juicio defectuoso.

El Ejecutivo volvió a responsabilizar al Poder Judicial por "la injustificada demora en la transformación de los sistemas judiciales".

Y acerca de la queja judicial por la desconfianza pública que sembró Binner hacia los magistrados, el comunicado oficial disparó: "Hay que distinguir sospechas de certezas, para construir estas últimas debe contarse con pruebas suficientes. Pero no podemos desconocer, sino ratificar, las sospechas, como las de muchos santafesinos, en la forma en que se fue construyendo el Poder Judicial en la provincia". Y volvió a reiterar que "las primeras decisiones de este gobierno apuntaron a mejorar el Consejo de la Magistratura y a autolimitar por primera vez en la historia las facultades del gobernador para designar ministros de la Corte".

"En un sistema republicano, las sospechas que involucren un interés público no deben callarse", concluyó el pronunciamiento del Gobierno. Y aseguró que "en el supuesto de contar con pruebas que transformen las sospechas en certezas, no dudaremos en actuar en consecuencia".

Comentá la nota