El Gobierno avanza contra Cablevisión y enviaría Radiodifusión el 3 de septiembre

Después de forzar el pase del negocio del fútbol a manos del Estado, el Poder Ejecutivo avanza contra el Grupo Clarín por distintos frentes. En el plano comercial, planea desautorizar la fusión entre Cablevisión y Multicanal que el propio Kirchner avaló cuando era presidente. Ayer lo reconoció el titular del Comfer, Gabriel Mariotto. Al mismo tiempo termina de pulir el articulado de la reforma a la Ley de Radiodifusión para enviarla la próxima semana o la siguiente. Al mismo tiempo se produjo la reactivación de la causa en la que se investiga si los hijos de Ernestina Herrera de Noble fueron apropiados durante la dictadura.
Como quien goza cuando ve el fruto de su trabajo, Cristina Fernández de Kirchner disfrutó ayer desde su despacho, a través de un celular, el inicio de las transmisiones del fútbol por la TV pública. Se puede interpretar como una síntesis de la primera batalla que el kirchnerismo le gana al Grupo Clarín, dueño de una parte de la empresa que antes transmitía el deporte que es pasión de multitudes.

Pero difícilmente sea la última batalla. El Gobierno ya aceleró su embestida en contra del multimedios en por lo menos cuatro frentes: el legislativo, el político, el empresarial y el judicial.

En la Secretaría Legal y Técnica de Presidencia, que comanda el más fiel asesor kirchnerista, Carlos Zannini, ya están trabajando contrarreloj, junto a funcionarios del Comfer, para pulir los últimos detalles del proyecto de ley de medios audiovisuales. Su envío al Congreso sería "inminente".

La semana pasada algunos kirchneristas sostenían que la Presidenta iba a enviarlo esta semana, con el anuncio del convenio firmado con la Asociación del Fútbol Argentino. Sin embargo, dejó a muchos con el aplauso atragantado y sólo atinó a decir que "un capítulo muy importante de esa ley era precisamente lograr el derecho al acceso al deporte más importante de los argentinos, para todos los argentinos". "Hoy lo estamos llevando a cabo", concluyó. Ahora, los rumores que suenan con más fuerza indican que el Gobierno enviaría el proyecto el próximo jueves o, a más tardar, el 3 de septiembre.

En el plano político, algunos intelectuales de Carta Abierta, periodistas y académicos lanzaron anoche una agrupación política para militar activamente en contra de la concentración de medios. "Faro de la Comunicación", como lo denominaron, prevé como caballito de batalla promover la ley de radiodifusión en el Congreso. No obstante, algunos de sus miembros le adelantaron a PERFIL que mandarán otros proyectos legislativos para quebrar los monopolios (ver recuadro).

Los intelectuales de Carta Abierta y de Fatpren (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa) han sido en los últimos seis años un sostén ideológico del kirchnerismo. Durante el lanzamiento de la agrupación, uno de los miembros de la federación advirtió que estamos "ante los seis mejores años de los últimos 35". Y reclamaron por la democratización de la comunicación. Además, en la sede de Fatpren trascendió que el Poder Ejecutivo tiene la firme intención de dar marcha atrás con la fusión entre Cablevisión y Multicanal, otra pata de la embestida contra el Grupo Clarín.

Pero no fueron los únicos que dieron pie a la especulación sobre una avanzada contra el mayor multimedios del país en el plano empresarial. El propio titular del Comfer, Gabriel Mariotto, reconoció ayer en diálogo con Mauro Viale, en Radio Rivadavia, que el Gobierno estaría próximo a rechazar la fusión entre los dos principales proveedores de televisión por cable del país, que agrupan el 80 por ciento de los abonados. El negocio del cable representa entre el 60 y el 70 por ciento de la rentabilidad del holding, por lo que, de concretarse, el golpe a los balances de la compañía sería profundo.

"Estamos evaluando ese expediente y pidiendo la documentación respaldatoria. Hasta ahora advertimos que hay más licencias de las permitidas por la Ley de Radiodifusión actual en una misma área de cobertura, y eso indicaría que no se podría aprobar la fusión de Cablevisión y Multicanal", afirmó Mariotto. Y anticipó que si "la documentación no modifica esta interpretación que tenemos, es una resolución que puede salir inmediatamente". De este modo, el Gobierno daría marcha atrás con una decisión que había aprobado el propio Néstor Kirchner cuando era presidente.

Por último, justo a la par de todas estas situaciones, esta semana se volvió a reactivar la causa contra la viuda del fundador de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, por la supuesta apropiación de hijos durante la última dictadura militar. El miércoles, el juez federal de San Isidro, Conrado Bergesio, le tomó declaración indagatoria a José Pirillo, ex director del diario La Razón y socio de Clarín en Papel Prensa. Allí ratificó su declaración anterior, en la cual había asegurado que el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, le había confesado que "él le había conseguido los hijos a través de (Jorge Rafael) Videla" (ver aparte).

El fútbol "gratuito para todos" ya comenzó. Y la embestida del matrimonio Kirchner contra el Grupo Clarín no parece estar cerca de dejar de rodar. La presidenta Cristina vio las primeras imágenes junto a Mariotto y al director del Sistema Nacional de Medios Públicos, Tristán Bauer. Pero no toda la transmisión resultó una alegría: Gimnasia y Esgrima de La Plata, el equipo del que es hincha y su mamá fanática, debutó en el torneo con una derrota.

Carta Abierta lanzó una agrupación política

Con el aval de varios funcionarios del Gobierno y del sindicalista Hugo Moyano, la Federación de Trabajadores de Prensa (Fatpren), intelectuales de Carta Abierta y el grupo de periodistas "Los 100" lanzaron anoche una agrupación política que combatirá "el discurso mediático uniforme", en el marco de la ofensiva kirchnerista contra el Grupo Clarín.

"Esto no es contra Clarín, es a favor de la gente", explicó a PERFIL el secretario general de Fatpren, Gustavo Granero. Y agregó: "No puede ser que hayan privatizado durante 18 años los goles, no puede ser que si no tenés televisión por cable no puedas ver un noticiero".

Mientras en el Gobierno analizan tirar para atrás la fusión entre Cablevisión y Multicanal, el secretario general de Fatpren advirtió que ese proceso de monopolización del cable "dejó a muchos compañeros en la calle".

Gabriel Mariotto, Jorge Coscia, Gustavo López y Hugo Moyano fueron algunas de las adhesiones que se leyeron al comenzar el acto en la sede de Fatpren en Constitución.

Para Granero, el Grupo Clarín empezó a tener una línea editorial más ácida esta semana, como consecuencia "de que le quitaron el negocio del fútbol. Y eso se nota. Te das cuenta que en todas las noticias nunca hay nadie que hable: son fuentes, voceros, pero nadie da la cara".

La flamante agrupación, que se denomina Faro de la Comunicación, promete promover legislación en el Congreso. "¿Cuál es la forma de combatir un discurso uniforme?", preguntó PERFIL. Granero contestó: "Con más medios, con más democracia informativa, con más trabajo. Si fuera cualquier otro grupo estaríamos en la misma. Lo que provoca este discurso uniforme es un riesgo cultural", opinó. El periodista consideró que hay que incentivar las producciones locales.

Comentá la nota