El Gobierno auditará a empresas de electricidad

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el secretario de Energía, Daniel Cameron, se comprometieron ayer a auditar los aumentos de luz que se registraron en las últimas facturas.
El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) registró un 30 por ciento más de quejas de usuarios este mes, relativas a los aumentos que en algunos casos fueron de entre el 100 y el 300 por ciento que la boleta anterior.

"No hemos autorizado aumento alguno en la tarifa eléctrica salvo el que operó en octubre del año pasado", aclaró el ministro De Vido.

"No queremos pensar mal y suponemos que se trata de errores pero ha habido un exceso de errores y queremos chequear cuál fue el problema", mencionó el responsable nacional de la energía.

Agregó que el reclamo de pago de facturas por parte de la empresa se suspenderá hasta tanto se verifique si los aumentos corresponden o no. En este sentido, De Vido aclaró que "se trata de números y por lo tanto se verificará si hubo errores y se auditará y llegado el caso se aplicarán las multas correspondientes", dijo.

El titular de Planificación agregó que las tres distribuidoras del área metropolitana (Edenor, Edesur y Edelap) podrían ser pasibles de sanciones y prefirió no hacer evaluaciones acerca de los motivos por los que se produjeron bruscas variaciones tarifarias en varios casos, al punto que hubo un importante incremento en el número de quejas recibidas por el ENRE. "No quiero ser mal pensado", se limitó a decir el funcionario.

De Vido dio a conocer los términos de la resolución del ENRE, emitida "por expresas instrucciones de la señora presidenta (Cristina Fernández)" y precisó que, en los casos que se hayan realizado liquidaciones con aumentos, las compañías deberán reintegrar el dinero indebidamente cobrado a los clientes.

A tal fin, se dispondrá a partir de este fin de semana un "monitoreo", para que "el lunes o el martes" se cuente con la información necesaria, señaló De Vido en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

De Vido diferenció que "no hay autorización alguna para incorporar un mayor valor a la factura, salvo que se verificara un mayor consumo y si es así, la factura tendrá un mayor valor económico".

También puntualizó que "si el volumen de energía consumido es igual al del mes anterior y la factura es distinta, es más alta, entonces, evidentemente, hay un error en la facturación".

"Eso lo vamos a detectar a través de los reclamos o de la propia auditoría que hagamos nosotros: no tiene nada que ver con el PURE, que está vigente", aclaró. El Programa de Uso Racional de la Energía (PURE), se instituyó como un sistema de castigos al mayor consumo de energía respecto de las mediciones de 2003 y, según dijo el ministro, también se revisará si está mal calculado en la última facturación.

Comentá la nota