El Gobierno asegura que la crisis tiene "bajo impacto" en la Argentina

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó hoy que la crisis internacional tiene "un bajo impacto" en Argentina, aunque aceptó que disminuyó la dinámica de renovación de contratos laborales, de cara a la próxima reunión de la Organización Internacional del Trabajo.
"Nosotros somos una referencia en términos de bajo impacto", declaró Tomada, pero advirtió que empezó a haber una "contracción del empleo por parte de las contrataciones", es decir que "no hay una renovación de contratos con la dinámica que había hasta el año pasado".

A horas de partir con destino a Ginebra, donde la presidente Cristina Kirchner disertará la semana próxima ante la OIT, Tomada contó que el gobierno fue invitado a ese debate para "contar la experiencia argentina" de los últimos años, tras la crisis del 2001.

"Hay mucho interés en la OIT porque ellos entienden que nosotros hemos trabajado no desde ahora, sino estos últimos cinco, seis años, en línea con sus postulados acerca del trabajo decente", explicó.

Para el ministro, Argentina fue "un claro ejemplo de cómo se produce un cambio en términos de ponerse sólida y colocar al empleo en el centro de las políticas".

"Desde marzo del 2003 el empleo estuvo en el centro de las políticas y eso significó que generáramos un crecimiento económico con creación de cuatro millones de puestos de trabajo", planteó.

En línea, destacó que a partir de la crisis financiera internacional el gobierno argentino "volvió a colocar el empleo en el centro de las políticas".

A su entender, eso permitió que haya "una preservación de las fuentes de trabajo que es visible" dado que en Argentina no se observan "los despidos colectivos que se ven todos los días en los diarios" de otros países.

"Acá hemos tenido una actitud responsable de importantes sectores empleadores; una acción del gobierno muy fuerte en defensa de esos puestos de trabajo y eso es lo que está reconociendo la OIT", remarcó Tomada.

Comentá la nota