El Gobierno y el Arzobispado trabajan para recuperar a drogadictos

Se realizan reuniones para definir estrategias para luchar contra un flagelo que golpea a Mendoza.
Funcionarios del Ministerio de Salud y representantes del arzobispado de Mendoza se reunieron ayer para definir estrategias en conjunto, tendientes a la recuperación de personas que han caido en la adicción de las drogas. Entre las propuestas, se destacó la creación de una comunidad de ayuda para drogadictos en recuperación.

El arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, y el subsecretario del Ministerio de Salud, Pedro Masman, se reunieron luego de meses de gestionar un encuentro con el objetivo de plantear soluciones para la recuperación de adictos a las drogas, un flagelo que golpea con dureza a la provincia.

Una de las propuestas en las que se pondrá el énfasis es lograr la instalación a nivel provincial de una iniciativa que nació en Brasil, "La hacienda de la esperanza".

Según el obispo auxiliar Sergio Buena Nueva, ésa es una comunidad para la recuperación de drogadictos. "En Argentina hay una experiencia muy buena en la diócesis de Dean Funes (Córdoba) y estamos gestionando para que se establezca también en Mendoza", explicó.

Si bien es una iniciativa que nació de la Iglesia, los referentes eclesiásticos señalaron que también será necesario contar con la ayuda el Gobierno para avanzar en este proyecto.

Además de este tema, el Arzobispado no descarta armar una agenda para trabajar en conjunto sobre otros problemas, como es el caso del abuso sexual.

Comentá la nota