Al gobierno de Arturo le faltó eficacia y visión a largo plazo, evalúa Leconte

Ricardo Leconte, ex gobernador de Corrientes, aseguró en el programa de Cristina Vicentin que la gestión que culmina no colmó las expectativas de los ciudadanos. Eso quedó demostrado en el hecho de que con el aparato estatal no pudo ganar las elecciones. Indica como falencias centrales no imprimir eficacia con una visión a mediano y largo plazo, que es lo que compromete a la opinión pública.
A un día de dejar el gobierno de la provincia de Corrientes Arturo Colombi, el ex mandatario provincial en el periodo 1987-1991, de extracción liberal, Ricardo Leconte analizó los cuatro años de administración del radical mercedeño. A quien, según él, le faltó eficacia en la gestión. Ello se agravó como consecuencia que se generó muchas expectativas en torno a su imagen, pero que no satisfizo las aspiraciones de la sociedad correntina.

"No creo que haya sido un buen gobierno. Hubo falta de eficacia, de objetivos a mediano y largo plazo, que es lo que compromete a la opinión pública" conceptuó el también escritor, que días pasados presentó sus "Memorias".

"Creo que no satisfizo las expectativas" fue la frase que usó el liberal histórico y profundizó en esos conceptos en que se clarificó en las urnas al no darle el apoyo en el anhelo reeleccionista. Más aún si se tiene en cuenta que hay una tradición política de que quien maneja el aparato del Estado puede usufructuarlo en su favor y salir airoso en las elecciones, lo cual no sucedió en el caso de Arturo Colombi que cayó derrotado frente a su primo en dos comicios, 13 de septiembre y 4 de octubre.

"Hasta este momento era común que el gobierno, con la maquinaria del Estado, triunfara sobre la vigencia de otros valores. Pero hubo cambios en la sociedad y así como se perdió en Corrientes, también fue a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. Así quedó demostrado que algunos artilugios para engañar a la ciudadanía no funcionan, como las candidaturas testimoniales, por ejemplo" analizó.

En ese sentido confía que hay un cambio social, donde afloran "otros valores" por sobre las ambiciones de poder de algunos dirigentes políticos que se quieren atornillar en el sillón gubernamental.

Al respecto profundizó en que en los últimos tiempos hubo acontecimientos que son aleccionadores. Como la actitud del campo de pararse frente a los Kirchner, calificado por Leconte como "un atropello institucional del Ejecutivo", también se vio que la sociedad salió a defender sus intereses, la República, el federalismo, la división de poderes, el derecho de propiedad.

A futuro

El desafío hacia adelante del gobierno que asume este jueves, para Ricardo Leconte, es una nueva puerta "que se abre a la esperanza" indicó el ex gobernador y aludió que en ese contexto quienes comandarán el timón provincial deberán hacer una férrea defensa de los objetivos superiores y las presiones del poder central.

"Ahora los gobernantes viven en la disyuntiva entre la realización de sus objetivos superiores y el cumplimiento de la constitución en plenitud, y lo que es una realidad: los gobernantes provinciales son prisioneros del gobierno central. Es una lucha permanente, donde todos deseamos que triunfe la defensa de los valores y las instituciones por sobre la prepotencia del gobierno central que quiere ahogar a la República" evaluó como conclusión el ex mandatario.

Comentá la nota