El Gobierno argentino admite negociaciones por Aerolíneas

El Gobierno argentino admite negociaciones por Aerolíneas
Fuentes del Ejecutivo confiaron en que hubo acercamiento con Airbus para la provisión de aviones.
El gobierno argentino se encuentra negociando "directamente" con la compañía Airbus la provisión de unas 30 aeronaves para incorporar a las flotas de Aerolíneas Argentinas y Austral, según confió una alta fuente del Ejecutivo nacional a la agencia de noticias DyN.

"Tenemos una propuesta muy buena por parte de Airbus con muy buenos precios y estamos trabajando en el esquema de financiación y en la viabilidad de la operación", confió el portavoz oficial. De esta manera, el gobierno sale al cruce de distintas versiones que circularon en las últimas horas y que daban cuenta de un preacuerdo con el español Grupo Marsans (propietario de Aerolíneas, antes de que volviera a manos de Argentina) y el constructor europeo de aviones.

Tal acuerdo entre el Gobierno argentino y la empresa española apuntaba a la posibilidad de que Marsans mantenga el régimen de código compartido con Aerolíneas, para poder volar a Argentina y desde allí a otros países Latinoamericanos, con la compañía Air Comet (integrante del grupo español).

Así mismo se hacía referencia a que se firmaría un acuerdo final el próximo miércoles y que el Gobierno argentino absorbería un contrato firmado en noviembre entre Marsans y Airbus para la compra de entre 40 y 61 aviones.

Ese acuerdo le permitiría a Marsans recuperar 193,8 millones de dólares en pagos por adelantado a Airbus. Según el diario argentino Clarín, el acuerdo podría suscribirse en 10 días y el Gobierno desembolsaría entre 2.000 y 3.000 millones de dólares para la compra de los aviones a la fabricante europea.

A cambio, recibiría unas seis máquinas nuevas este año. Pero para que Marsans pueda recuperar el dinero que pagó en adelanto, antes Argentina tendrá que efectivizar un pago de 400 millones de dólares a Airbus y presentar garantías para el resto del dinero comprometido.

En contrapartida, el grupo español se compromete a retirar la demanda que interpuso contra el Estado argentino ante el Centro de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), por no estar de acuerdo con el precio que quería pagar por la aerolínea.

Las negociaciones son "directamente con Airbus, lo que haga Marsans es problema de ellos", remarcó la fuente oficial citada por DyN, para minimizar los trascendidos de las últimas horas sobre un acuerdo directo con Marsans.

"Estamos trabajando, tenemos una propuesta muy interesante y seguiremos negociando la estructura financiera de la operación", agregó la fuente.

El vocero expresó que "vamos a tomarnos el tiempo que sea necesario pero creemos que esta operación es muy buena para el país y para Aerolíneas Argentinas por lo que las negociaciones con Airbus siguen por buen rumbo".

El contrato que se negocia es por unas 30 aeronaves con destino tanto al mercado de cabotaje como al servicio internacional.

"Lo que estamos esperando es que el gobierno español acerque una propuesta de financiación a través de un banco, tal como se comprometió durante la visita de la Presidenta a Madrid", remarcó.

De no ser a través de esta gestión, el gobierno argentino estaría haciendo gestiones para conseguir financiación bancaria. "Si España no consigue el banco, lo conseguiremos nosotros", puntualizó.

El portavoz del gobierno explicó que "la operación nos parece conveniente tiene muy buenos precios y esperemos que podamos llegar a buen puerto".

Ante la consulta por la posibilidad de que no prospere la operación, el vocero expresó "en ese caso buscaremos adquirir aeronaves de Embraer con quienes ya entablamos conversaciones".

Paralelamente, la fuente oficial ratificó que "existe una negociación con el fabricante norteamericano Boeing por la compra de dos aeronaves nuevas y por el alquiler de otras 6 unidades que si bien son usadas son modelos 2006 y 2007".

Comentá la nota