El Gobierno apura los acuerdos por las deudas de las provincias

La Casa Rosada dijo que "esta semana será clave"; convocarán a los gobernadores
El gobierno de Cristina Kirchner se dedicará la semana próxima a convocar a varios gobernadores de provincias, o a sus ministros de Economía, para lograr avances concretos en la negociación por la reestructuración de la deuda que esas provincias ?algunas de ellas, asfixiadas en el aspecto financiero? tienen con la Nación, y darle así mayor oxígeno al interior.

También la semana será clave para la suspensión por dos años, 2009 y 2010, de la ley de responsabilidad fiscal, lo que les permitirá a las provincias aumentar su gasto y su endeudamiento. En este punto la Casa Rosada podría respaldar la sanción de una ley en el Congreso, aunque no se descarta que dicte un decreto.

"Esta semana será clave en la negociación de la situación de las provincias", aseguró ayer una fuente allegada al jefe del Gabinete, Aníbal Fernández. El temor del Gobierno consiste en que la explosiva situación fiscal no repercuta en tensiones sociales en las provincias. De hecho, en muchas de ellas sobrevuela el fantasma de que no se puedan pagar sueldos de empleados estatales o que emitan cuasimonedas.

Además, el Gobierno quiere evitar el avance de un reclamo creciente del interior: aumentos en la coparticipación; mayor reparto del impuesto al cheque y la devolución de la Nación de recursos que las provincias cedieron en 1992 al sistema previsional.

El ministro de Economía, Amado Boudou, convocará para esta semana a varios ministros provinciales. Entre otros, irán mañana ocho secretarios de Hacienda del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal. Pero en su ministerio no informaron cuál será la agenda, ya que las negociaciones son muy reservadas.

Reclamos puntuales

Se pudo saber que los funcionarios de Economía recibieron a algunos ministros la semana última. El secretario de Finanzas, Juan Carlos Pezoa, se reunió con los ministros de Economía de Santa Fe, Angel Sciara, y de Buenos Aires, Alejandro Arlía, entre otros. Sciara le reclamó $ 400 millones por los aportes a la caja provincial de jubilaciones y $ 640 millones por otras deudas.

El pasivo global de todas las provincias asciende a $ 99.000 millones y el 71% es con la Nación. Pero los vencimientos para 2009 rondan los $ 15.000 millones. Muchas provincias tienen problemas para hacer frente a ellos, porque se quedarían sin resto para pagar sueldos.

Además, el retraso de la Nación a la devolución de recursos del Programa de Asistencia Financiera (PAF) le pone presión al interior. El PAF es un envío de dinero que el Gobierno les hace a las provincias como refinanciación de lo que les retiene a ellas para pagar la deuda que hasta 2001 eran de los distritos y que desde entonces absorbió la Nación con diversos acreedores.

Por el PAF, la Nación debe girar unos $ 12.000 millones en 2009. Pero el año próximo se duplicarán los vencimientos de las provincias y los envíos del PAF deberían crecer a $ 24.000 millones. "Están negociando la definición técnica del PAF", confió una fuente oficial.

En medio de esta escasez, el Gobierno reasignó el 10 de agosto $ 97 millones del presupuesto del PAF para pagar sueldos del sistema nacional de medios públicos (Canal 7 y Radio Nacional).

Ese cuello de botella es el mayor desafío para el Gobierno. La caída de la recaudación de este año superará los $ 30.000 millones comparado con lo previsto en el presupuesto. Y el gasto público tiende a crecer en 2010 por los subsidios. De allí que Boudou busca salidas de financiamiento al acercarse al FMI.

Sin embargo, el Gobierno sostiene que la situación fiscal mejorará: en 2010 habrá menos vencimientos de deuda ?13.000 millones de dólares frente a 20.000 millones de este año? y porque los precios internacionales de las commodities aumentarán y aportarán recursos a las arcas. "Hay que pasar este bache de fin de año. En 2010 y 2011 la situación será más aliviada y Néstor irá por otro mandato", dijo una fuente de Balcarce 50.

$ 99.000

Millones

Ese es el monto total de la deuda de todas las provincias. El 71% es deuda que tienen con la Nación, que en 2001 absorbió obligaciones con otros acreedores.

$ 15.000

Millones

Es el vencimiento total para 2009 de la deuda de los Estados provinciales. La Nación debería reintegrar unos 12.000 millones por el Plan de Asistencia Financiera (PAF); en 2010 debería duplicar esos envíos.

$ 37.800

Millones

Es la deuda la provincia de Buenos Aires; la de mayor pasivo. La semana última, la Nación le envió 240 millones para pagar los sueldos de agosto; las necesidades para los próximos meses serán mayores.

$ 8111

Millones

Es el pasivo de Córdoba, la segunda más endeudada. Chaco tiene obligaciones por $ 4409 millones.

Comentá la nota