El Gobierno apunta a "manejos turbios" en operaciones de las AFJP

Es sobre las compras y ventas financieras. Buscan así apoyo a la reforma previsional.

Por: Marcelo Canton

NOMBRAMIENTO. SERGIO CHODOS SUPERVISARA AHORA A LAS AFJP.

El Gobierno apuesta a una carta fuerte que pondrá sobre la mesa en los próximos días para conseguir apoyos a la reforma al sistema de jubilación privada: denunciará "manejos turbios" en la administración de los recursos de los ahorristas previsionales.

"Un mismo fondo fiduciario de financiación de electrodomésticos fue comprado y vendido ocho veces, como si lo único que importara fuera las comisiones", dicen los funcionarios que están diagramando la respuesta política a las críticas a la reforma.

Ayer, Amado Boudou, el titular de la ANSeS y flamante superintendente de AFJP (la Presidenta aclaró ayer que ese era un cargo "ad honorem") nombró al ex secretario de Finanzas Sergio Chodos como gerente general de la Superintendencia. El objetivo es estudiar "a fondo" las operaciones que hicieron las AFJP en el pasado, y controlar las compras y ventas que hagan hacia el futuro.

"Las administradoras tendrán que presentar un plan financiero, qué operaciones quieren hacer cada semana, y limitarse a esas operaciones señaló una altísima fuente oficial. No puede ser que compren, vendan y vuelvan a comprar continuamente los mismos activos. Lo único que parece importar ahí es la comisión que se paga a los intermediarios".

Las AFJP están "fuera del mercado" por orden del juez Claudio Bonadío, quien investiga precisamente presuntos fraudes con las compra-venta de bonos y acciones. El lunes podrán volver a operar, con autorización judicial. Pero ya tendrán los veedores que les instalará Chodos en sus gerencias financieras. Igualmente, las administradoras aseguran que "nada cambiará, porque ya teníamos controles muy estrictos", descartando toda posibilidad de que haya esos "manejos turibios", (ver pág. 7).

En fuentes judiciales se mencionan algunos de esos "manejos turbios" que señala el Gobierno. Son aquellos que investiga Bonadío. Por ejemplo, el momento en que las admnistradoras compraban dólares, cuando más escaseaban divisas en el mercado. Y por qué compraban ese activo, "que no tiene una rentabilidad". Pero también agregan más. Por caso, la compra de futuros que no tienen una activo subyacente. Por caso, índices. También tienen bajo la lupa, según ya ha trascendido, la venta de títulos de la deuda argentina cuando estaban en baja acelerada. Otro tipo de operación que está siendo analizada detalladamente es la compra de activos en el exterior, como acciones de bancos que luego entraron en dificultades. Por caso, el Wachovia. Y quieren detalles de las calificaciones de algunos activos que acumulaban las AFJP, "que no caían pese a que se deterioraba su calidad."

A estos señalamientos, los funcionarios agregan otros datos críticos de las AFJP, buscando así apoyar la reforma. Ayer, por ejemplo, la presidenta Cristina Kirchner se refirió a un informe que preparó Boudou sobre los costos operativos más altos del sistema privado. En la ANSeS aseguran que "nosotros gastamos el 2,5% de nuestro flujo de fondos en la administración del sistema previsional, sosteniendo la red de pagos más amplia del país, y llevando adelante los sistemas de seguro de desempleo y el de asignaciones previsionales. Las AFJP, en cambio, gastan el 9,1% del flujo de fondos que manejan. Nosotros tenemos 9.000 empleados; ellos, 11.000".

Comentá la nota