El Gobierno apuesta a terminar las obras en curso

Así lo ratificó el gobernador José Alperovich, al recordar la merma de recursos que llegan a la provincia. Sostuvo que no se encararán nuevos proyectos. Atraso en el pago a constructoras.
Más allá de las apreciaciones vertidas por el gobernador José Alperovich en la mañana de ayer, en el sentido de que está garantizada la continuidad de las obras públicas en ejecución, la enorme preocupación del sector de la construcción es manifiesto y ya se hizo público.

El Primer mandatario aseguró que esos trabajos no se detendrán, pese a que el Gobierno Nacional está enviando a nuestra provincia "menores recursos en concepto de coparticipación federal de impuestos".

Como ocurre en cada aparición pública en las cuales es consultado sobre la situación económica y financiera, Alperovich reiteró que las finanzas provinciales se encuentran ante una situación delicada. Recordó que "a Tucumán están llegando de 35 a 40 millones de pesos para obras públicas", resaltando que en ese sentido la provincia es privilegiada.

No habrá nuevas obras

Lo cierto es que, de acuerdo a lo oportunamente anticipado por el Gobernador, por el momento no se encararán nuevos emprendimientos en materia de obras, de todos modos advirtió: "Los tucumanos no tengan dudas de que lo que está en marcha se va a terminar. No se abrirán nuevos frentes de obras. Prefiero terminar las muchas que estamos haciendo. Los programas provinciales de pavimento, de soluciones habitacionales y las viviendas seguirán. No se parará nada", sentenció.

No estuvo exento de análisis la deuda que el Gobierno mantiene con las empresas contratadas por el Estado para realizar diversos trabajos. Reconoció que hay un atraso en los pagos que data del mes de abril hacia adelante. Sobre el particular, dijo que es probable que se ponga al día esta situación. "Vamos a esperar porque hay un atraso de 60 días en el pago de estos proveedores", aclaró. De todos modos, redobló su apuesta y confianza en el Poder Ejecutivo Nacional al sostener que "desde la Nación se va a cumplir. Queremos evitar paros y medidas de fuerza de los trabajadores", argumentó.

Reivindicación

Alperovich reivindicó el llamado al diálogo que hizo la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner a los partidos políticos. De todos modos afirmó que no se trata de algo que sea prioritario "porque hay otros temas más urgentes. En la provincia tenemos que ver todos los días para seguir trabajando, haciendo obras y pavimento con todo el dinero de menos que nos está ingresando", afirmó.

También manifestó que hasta el momento no recibió información alguna sobre la convocatoria a los gobernadores provinciales para participar del diálogo político.

Una vez más, el titular del Poder Ejecutivo sostuvo que "hay que rogar que le vaya bien a la Presidenta y a la Nación, para que nos vaya bien a todos. Si le va mal significa que a las personas de carne y hueso, a las que trabajan y a las que van a los Caps, también les irá mal. En estos dos años y medio, que es mucho, para que termine la gestión de gobierno, hay que trabajar en conjunto oficialismo y oposición para que termine bien", concluyó.

El Primer mandatario también se refirió al corte de ruta ensayado por vecinos de la localidad de Oberá Pozo para oponerse al proyecto de instalar un vaciadero de residuos en ese lugar. Sobre el particular dijo que en algún lugar hay que tirar la basura. "Hay que se solidario", espetó.

Comentá la nota