El Gobierno apuesta al desarrollo de las economías regionales

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, dijo que durante 2009 su cartera trabajó en la construcción de las herramientas que posibilitarán alcanzar ese objetivo este año.

Destacó los consensos con los sectores productivos que "terminaron en la ley de desarrollo productivo y turístico de la provincia para los próximos 10 años".

Neuquén > El ministro de Desarrollo Territorial de la provincia, Leandro Bertoya, afirmó que en 2010 "comenzará el desarrollo de las economía regionales", después de un 2009 en el cual, según explicó, se trabajó en la construcción de las herramientas jurídicas, en los consensos y en la obtención de créditos en la búsqueda de cumplir con el objetivo anunciado para el año que viene.

En diálogo con este diario, el funcionario precisó que este desarrollo se dará con cada una de las plataformas que acordaron el plan productivo provincial: ganadería (bovina, ovina y caprina), forestación, fruticultura tradicional, frutas finas, apicultura, horticultura, acuicultura e infotecnologías.

Además, el ministro aseguró que lo más importante de 2009 "fue alcanzar los consensos con los distintos sectores productivos que terminaron en la ley de desarrollo productivo y turístico de la provincia de Neuquén para los próximos 10 años".

Y agregó que otros elementos trascendentes fueron la sanción de la ley del Compre Neuquino, los proyectos a desarrollarse a través del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales (Prosap), que conforman una inversión de 120 millones de dólares, y que serán destinados a la electrificación en zonas rurales, construcción y reparación estratégica de mataderos, modernización de sistemas de riego y de viveros, caminos y desarrollo y promoción forestal.

El funcionario provincial también indicó como un elemento de importancia el Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa) destinado a los productores rurales que trabajan en el interior de Neuquén.

Matriz productiva

La creación de tres mataderos de tránsito federal, que posibilitarán vender productos a otras provincias, a través del certificado de libre aftosa sin vacunación que logró Neuquén, junto con el financiamiento para la comercialización de chivitos del Norte, representan para Bertoya el inicio de un proceso que apunta a transformar la matriz productiva, con el objetivo de que paulatinamente la economía de la provincia dependa menos de los recursos no renovables como los hidrocarburos.

"También es de destacar el acuerdo con los dos bancos Credicoop y el Banco de Inversión y Comercio (Bice) para proyectos turísticos y productivos. Y el régimen transitorio de inversiones. Son todas baterías de acciones que terminaron en leyes que tienen que ver con el desarrollo provincial", acotó el ministro.

Respecto de los proyectos turísticos, a partir del llamado que hizo la provincia a la inversión privada, Bertoya informó que esta convocatoria sigue abierta.

Proyectos

En octubre se habían seleccionado 22 proyectos para ser evaluados por el Centro Pymes y la Fundación de la Universidad Nacional del Comahue, con la participación de la facultad de Economía y de Turismo.

Todos apuntaban a desarrollar, principalmente, las potencialidades que ofrece el Norte neuquino, vinculadas al paisaje, y a sus recursos naturales y culturales.

Por último, el funcionario indicó que hoy se encuentran en evaluación muchas propuestas, que de ser aprobadas, podrán verse beneficiadas con líneas de créditos no bancarias que van desde los 4.500 a los 62.000 pesos en forma individual o asociada, no sólo destinadas al turismo, sino también a la producción, el comercio y la industria.

Comentá la nota