El gobierno apuesta al desarrollo desde todos los rincones de la provincia

El gobierno apuesta al desarrollo desde todos los rincones de la provincia
La energía eléctrica es uno de los pilares fundamentales para la impronta que se propuso el Gobierno Provincial de cara a lograr el desarrollo de la provincia, a través de la producción en todos los aspectos, artesanal, pequeña, mediana e industrial.
En este contexto, en los últimos días del mes de noviembre de 2009, comenzó una obra que marcará un antes y un después para la vida de la provincia, llevando a cada zona rural de la provincia uno de los servicios primordiales para el avance de la sociedad: la electricidad.

A principios de 2007, el Estado provincial por intermedio de la Secretaría de Obras Públicas, comenzó a concretar algunas obras de electrificación rural en localidades específicas a través de pequeñas partidas de dinero que llegaron desde el Gobierno nacional.

Pero con el correr del tiempo y los buenos resultados que dieron estas obras, empezó a nacer este ambicioso proyecto denominado Programa de Electrificación Rural 2010 – 2011, que beneficiará a más de 20 mil familias riojanas y demandará una inversión de 40 millones de pesos, que llegarán a la provincia a través de la Secretaría de Energía del Ministerio de Planificación Federal de la Nación.

Generalmente, las empresas de distribución del servicio de energía realizan líneas en lugares donde hay mayor población y que les significa mayor rédito económico, dejando de lado las zonas rurales, donde las obras son costosas y no rinden en recaudación.

El objetivo del Programa de Electrificación Rural 2010 – 2011 es evitar el éxodo de habitantes de esas zonas rurales hacía las cabeceras departamentales o a la Capital, abandonando sus propiedades.

Se construirán 1870 kilómetros de línea de media tensión y 600 kilómetros de baja tensión, más 520 Centros Transformadores para dar soporte a las líneas, que significan una gran inversión y sobre todo un enorme desafío.

La modalidad de trabajo será mixta, esto quiere decir que en algunas obras se licitará la mano de obra y se entregará la totalidad de los materiales que compró la provincia como: postes, cables, aisladores, herrería y transformadores.

Mientras que en los municipios que tengan la posibilidad de afrontar la mano de obra ellos mismos, se firmará un convenio para el suministro de los materiales denominados gruesos, en tanto que la Municipalidad o la empresa que haga la obra deberán comprar los materiales menores.

Desde hace algunos días el Estado comenzó a recibir los materiales adquiridos a través de 6 licitaciones que significan un total de 4000 camiones que llegarán con su cargamento a la provincia durante todo 2010.

Teniendo en cuenta la cantidad de los materiales, denominados gruesos, el Gobierno a través de la Secretaría de Obras Públicas, dispuso tres centros de depósitos para los mismos que estarán ubicados en Chamical, Chilecito y Capital.

En los próximos meses, el Gobierno con la colaboración de EDELaR comenzará a construir las obras características en cada uno de los departamentos, que servirán para empezar a llevar las líneas a cada una de las zonas beneficiadas.

Para dar un máximo de seriedad y asegurar que el beneficio llegue a las más de 20 mil familias, el Ejecutivo creó una unidad controladora que está a cargo de la Secretaría de Obras Públicas que se encargará de constatar el perfecto avance de las obras.

Comentá la nota