El Gobierno no apoyará el pedido judicial

Sostiene que la Justicia tendrá en 2010 un presupuesto 11% mayor y advierte que se deberá moderar el gasto
El gobierno de Cristina Kirchner no apoyaría en principio el reclamo de los jueces para que el Poder Ejecutivo le gire una mayor cantidad de fondos para el Poder Judicial. Por un lado, en la Casa Rosada aseguran que en 2010 habrá que moderar el gasto debido a la difícil situación fiscal; por otro, dicen que la Justicia recibirá un aumento en el presupuesto del año próximo, pese a que no ejecutó en forma suficiente todos los recursos que tiene en 2009.

"Tendrán un incremento de recursos en el presupuesto de 2010, que se tratará las próximas semanas en el Congreso", dijo a LA NACION un miembro de la Casa Rosada.

Consultados por este diario, los voceros del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y del ministro de Justicia, Julio Alak, aseguraron que no iban a opinar para no entrar en polémicas con la Corte Suprema, que reclamará una ley para obtener más fondos y mayor autonomía para administrarlos.

El malestar del Gobierno obedece a que en marzo último, el ex jefe de Gabinete, Sergio Massa, acordó con la Corte una reasignación de $ 36 millones para contratar 750 funcionarios, mientras que el 1° del mes actual se le otorgaron 337 millones adicionales mediante dos decisiones administrativas que firmó Aníbal Fernández en uso de los superpoderes.

El Poder Judicial tiene para este año un crédito vigente de $ 2914 millones en el presupuesto y el año próximo incrementará sus partidas a $ 3249,4 millones, según el proyecto de ley de presupuesto 2010. Ello significaría un aumento del 11,5% para toda la estructura el año próximo.

El Poder Judicial comprende al Consejo de la Magistratura, que engloba en su presupuesto al grueso de los juzgados dependientes de la Nación, con $ 2360 millones, y a la Corte Suprema, que se lleva 551 millones.

En tanto, el Ministerio Público pasará de tener un presupuesto de $ 708,1 millones en el ejercicio actual a uno de 863,1 millones. Por lo tanto, el incremento será allí del 21,9%. En este rubro se comprende a las administraciones del la Procuración General de la Nación (fiscales) y de la Defensoría General de la Nación (abogados defensores).

"Hay que tener en cuenta que se viene el debate del presupuesto en el Congreso y todos piden más dinero, los jueces y los gobernadores", explicaban ayer en Balcarce 50.

"Pero además se aumentarán sus partidas en 2010, los recursos que tienen asignados no los ejecutan de manera suficiente", señalaron fuentes oficiales en estricta reserva.

El dato no es menor porque, como algunos funcionarios subrayan, gran parte de los recursos del Poder Judicial y del Ministerio Público sólo se destinan al pago de sueldos y es relativamente menor la proporción en programas de inversión. "Los sueldos hay que pagarlos: esa partida se debe ejecutar en su totalidad. Quiere decir que otros programas no se ejecutan", deslizaron en los despachos oficiales.

En cuanto al Poder Judicial, la ejecución del presupuesto resultó baja según los datos oficiales del Ministerio de Economía. Es decir, no utilizó o no erogó en forma suficiente el dinero que tiene asignado en el presupuesto. El presupuesto vigente de todo el Poder Judicial es de $ 2914 millones y sólo utilizó $ 1630,2 millones, es decir, un 56,2%, hasta el lunes último.

Transcurridos 9 meses del año, debería haber erogado una cifra cercana al 75% del presupuesto, insisten. El Consejo de la Magistratura tiene un presupuesto de $ 2362,4 millones y gastó hasta ahora $ 1401,5 millones, o sea, el 59,4%, y la Corte Suprema tiene un presupuesto de 551,5 millones, de los cuales efectuó pagos por 228,7 millones, el 41,6%.

En la Casa Rosada planteaban la contradicción de que fuera la Corte la que reclamara fondos cuando aún no gastó lo que tiene. Quien mejor ejecutó el presupuesto, según las cifras oficiales, fue el Ministerio Público: de un presupuesto de $ 708,1 millones tuvo erogaciones por $ 469,1 millones, vale decir, un 66,25%.

Comentá la nota