El gobierno anunció una suma fija para los trabajadores

La convocatoria fue sorpresiva. El encuentro duró dos horas y media. La dirigencia sindical pidió paritarias pero se fue sin una respuesta. El mandatario informó que pagará un estímulo de 600 pesos en tres cuotas.
Por primera vez desde que está al frente del gobierno provincial, el gobernador Oscar Mario Jorge recibió a los gremios que representan a los trabajadores estatales. Lejos de formular un anuncio que calme los ánimos entre la dirigencia, el mandatario les pidió que moderen las protestas atendiendo a la crisis financiera mundial y la emergencia por la sequía que afecta a la mayoría del territorio pampeano, la cual redunda en una menor recaudación impositiva.

Los gremios estuvieron todos. Sólo se advirtió la ausencia del Sitrasap -trabajadores de la salud- al que el gobierno no reconoce porque aún está en etapa de formación. La ATE, UPCN, Utelpa, CTA La Pampa, Viales, Soem (municipales), Judiciales y representantes de la Administración Provincial de la Energía (APE), entre otros sectores, formaron parte de la comitiva gremial. Todos coincidieron en reclamar al mandatario que inicie los mecanismos para la conformación de una paritaria para tratar en ese ámbito todos los reclamos salariales y laborales que se arrastran desde hace años, pero se encontraron sin respuestas de parte de Jorge.

La reunión comenzó a las 18 y terminó a las 20.30. El lugar elegido por el anfitrión fue la sala Mechi Mario del Ministerio de Hacienda, en la Casa de Gobierno. Utelpa, CTA, ATE y UPCN fueron los primeros en ingresar, luego lo hicieron los Viales y el Soem. Por último, los Judiciales y los delegados de Luz y Fuerza La Pampa en la APE. Junto a Jorge se sentaron los ministros de Gobierno, César Rodríguez, y Hacienda, Ariel Rauschenberger, y el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontáa.

Recién cuando todo había terminado, Jorge demoró unos minutos la salida de los sindicalistas para que los reporteros gráficos y la televisión pudieran tomar imágenes del encuentro, algo que estuvo celosamente vedado hasta ese momento. Después saludó a los dirigentes y se retiró por un momento de la escena, para volver luego y atender a los periodistas que todavía aguardaban en el lugar. Los gremios quedaron en reunirse esta mañana para definir los pasos a seguir, teniendo en cuenta que para mañana está convocado un paro de tres horas en la Administración Pública.

"Negativa".

"El gobernador quiere atemperar el conflicto, nada más", dijo Ricardo Araujo, secretario adjunto de ATE, ni bien salió de la reunión con un dejo de fastidio. Luego informó que todos los gremios hicieron hincapié en la paritaria, sin obtener definición alguna por parte del mandatario. Respecto a la medida de fuerza prevista para mañana, el gremialista sostuvo que no cambió nada, con lo cual se llevaría adelante como estaba previsto. Dijo que Jorge habló en términos amables y no pidió que los sindicatos bajen sus banderas, sino que moderen sus reclamos.

Jorge Lezcano, secretario general de UPCN, fue más categórico a la hora de describir el encuentro con el mandatario: "Fue una reunión absolutamente negativa. Nos generamos una expectativa por el llamado y salimos decepcionados".

El ex diputado provincial del PJ, en diálogo con LA ARENA, añadió: "Le dijimos que nuestra propuesta está concentrada en generar una estructura salarial fuerte, con aumentos remunerativos y blanqueos de sumas en negro, y que terminada esa estructura se genere la Ley de Paritarias. En el conflicto, como está desatado hoy, no encontramos una mínima solución". Sobre el paro de mañana, Lezcano dijo que UPCN sostiene su postura de adherir al mismo.

Estímulo.

En diálogo con la prensa, Jorge explicó que sintió la necesidad de conversar con todos los dirigentes gremiales del sector público ante el impacto que podría tener en el país y la provincia la crisis financiera mundial, sobre todo por la caída en la comercialización de commodities. "Todo esto fue para pedirle a la dirigencia que tenga otra forma de actuar, sin tomar medidas extremas ante determinados reclamos", dijo.

El gobernador aclaró que el pedido no sólo tiene como destinatarios a los estatales sino a todos los sectores. En ese sentido, recordó sus discursos dirigidos al sector agropecuario durante las exposiciones rurales de Santa Rosa y General Pico. "Les pedí que atemperen los ánimos, que bajen un poco el nivel de conflictividad", sostuvo.

Sobre el reclamo de paritarias de los gremialistas Jorge se mostró esquivo. "Es una cuestión que hay que hablar con la Legislatura, con los diputados. ¿Qué se pide? ¿Una única paritaria general? ¿Una por gremio? Hemos tenido que intervenir una ciudad, afrontamos los 100 días de paro del campo, más la problemática de la sequía... No es que falta diálogo, lo que falta es tiempo", argumentó.

Sobre el anuncio del pago de la suma fija no remunerativa, aclaró que no tuvo nada que ver con la convocatoria de la reunión, pero que decidió informarles del particular a los dirigentes para que no se enteren por la prensa. "Vamos a dar 600 pesos en tres cuotas: 200 en octubre, 200 más en noviembre y el resto a mediados de enero para dar un poco de oxígeno, después de las fiestas", reveló.

Comentá la nota