El Gobierno anunció que la suba del agua la definirá la gestión de Alberto Fernández

El Gobierno anunció que la suba del agua la definirá la gestión de Alberto Fernández

Es para Aysa que opera en la Ciudad y parte de la Provincia de Buenos Aires. El último incremento había sido del 27%.

La próxima actualización de la tarifa de agua debería ser en mayo de 2020. En general, suele reflejar la inflación del año anterior. “Lo decidirá la próxima gestión”, dice el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, bajo cuya órbita se encuentra Aysa, la empresa estatal de agua.

"Así como está ahora, la tarifa cubre el 100% del costo operativo", explicó Pablo Bereciartua, secretario de Infraestructura y Política Hídrica.

El último incremento de agua fue en mayo e implicó una corrección del 27%. Ese número reflejaba la inflación prevista para 2019. Pero como la inflación de este año superará el 55%, se estima que la tarifa actual está atrasada.

"El último aumento fue en mayo, para un escenario de inflación (el previsto para este año, con base del presupuesto anterior)", detalló el funcionario. Pero como el alza del costo de vida fue casi el doble del esperado, Bereciartua admite que puede "haber cierto descalce en relación a la inflación".

“A fines de 2015, el Estado subsidiaba el 80% del costo operativo de Aysa. Ahora la empresa quedó equilibrada”, evalúa Bereciartua. “La decisión (de un posible aumento) la tomará el próximo Gobierno“, dice. "La próxima gestión puede decidir un aumento para pasarlo a tarifa o destinarlo a inversión", destaca.

"Si se la compara con el mismo servicio, la boleta de agua en Buenos Aires sigue estando a un 70% (en importe) con respecto a la misma prestación en otras ciudades, como Montevideo y San Pablo", puntualiza Bereciartua.

El año pasado, el Gobierno nacional le transfirió a la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires el costo de los subsidios a la tarifa social de Aysa. En mayo, ese monto representó unos $800 millones. Aunque actualizado, podría ser un poco más.

En el Gobierno calculan que el plan para alcanzar una cobertura casi total del servicio de agua y cloacas en el mediano plazo demanda alrededor de US$ 13.000 millones.

La actual gestión destinó $ 200.000 millones a esa tarea. Según sus cifras, sumaron un millón de personas al servicio de agua potable y 1,7 millón al servicio de cloacas. De todas formas, aún quedan 6 millones de hogares sin cloacas y 4 millones sin agua, solo en Buenos Aires y el conurbano.

Coment� la nota