El Gobierno amenazó con suspender a los choferes de trole que pararon

Jaque contrataría conductores para suplantar al personal que sería separado. Ya iniciaron sumarios administrativos. Por su parte, el ministro de Gobierno, Mario Adaro, aclaró que la medida se tomará después de la conciliación obligatoria.
Troles "tirados". El Gobierno dice que los choferes utilizaron un bien del Estado para protestar. Y promete sanciones.

El gobierno de Celso Jaque tomó la decisión política de enfrentarse "hasta las últimas consecuencias" con los gremios estatales que más se le oponen.

Los últimos movimientos de Jaque y sus funcionarios fueron en dos sentidos. En lo estatal, prevén contratar choferes para remplazar a los de la Empresa Provincial de Transporte que serían suspendidos como consecuencia de los sumarios administrativos iniciados a los trabajadores que utilizaron los troles durante tres días de protestas, quienes a fines del mes pasado dejaron sin servicio a miles de usuarios.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Mario Adaro, aclaró esta mañana por Radio Nihuil que no se pueden aplicar sanciones ni suspender a los choferes hasta que se realice la conciliación obligatoria, prevista para el 12 de noviembre a las 10.

El secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, llamó hace unos días a conferencia de prensa para confirmar la dura postura del Ejecutivo ante este paro movilizado por ATE.

"Teniendo en cuenta que se han utilizado los troles para la protesta se está constatando con escribanos públicos el uso de estos bienes del Estado y se ha instruido tanto al ministro del área como a la Fiscalía de Estado para que determinen sanciones administrativas y posibles presentaciones legales", esgrimió.

Ayer desde el Ejecutivo se confirmó que "ha quedado todo documentado y se realizó la denuncia correspondiente en la Fiscalía de Estado". El operativo estuvo a cargo de la Subsecretaría de Servicios Públicos, que depende del Ministerio de Infraestructura que conduce Francisco Pérez.

Pérez recibió órdenes precisas. El propio gobernador lo reveló a su regreso de Francia en el desayuno que tuvo con periodistas gráficos el sábado. "Nadie tiene derecho a tomar a los ciudadanos de rehenes, por eso he pedido la aplicación de la ley. El caso de los troles es casi un delito", dijo.

Antes Cazabán había insistido en que "día no trabajado, día no pagado", como sucedió en otras huelgas. Los docentes son un ejemplo. Incluso el sindicato (SUTE) intentó recuperar esas horas y no pudo porque el Gobierno fue intransigente.

El jueves la Subsecretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, por lo que representantes de la empresa y de los trabajadores deberán reunirse en paritarias para solucionar el conflicto salarial. Los choferes piden 310 pesos de alza acordados "en negro" a mediados de año.

En lo que respecta a los gremios privados, ha habido varias reuniones en la más estricta reserva entre sus principales líderes y funcionarios del entorno estrecho de Jaque.

El objetivo es profundizar y fortalecer esos lazos con el Centro Empleados de Comercio, Petroleros, Estaciones de Servicios, Sipemom, Obras Sanitarias y Luz y Fuerza, que el PJ oficialista dice tener de su lado.

Comentá la nota