El Gobierno amenaza a las lácteas con la ley de abastecimiento

A través de Meprolsafe, el Gobierno anunció que aplicará la ley de abastecimiento para que las usinas lácteas paguen 1 peso por litro de leche. Los industriales aseguran que es un valor "inviable". Mientras, tamberos y sus gremialistas se encuentran esta noche en una asamblea que se anuncia con fuertes polémicas.
El Gobierno nacional aplicará la denominada "Ley de Abastecimiento" para hacer cumplir el acuerdo lácteo firmado por cinco compañías lácteas en octubre. Así lo afirmó ayer Ricardo Garnero, dirigente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe).

"La semana que viene va a haber medidas concretas para que el acuerdo se cumpla", advirtió ayer Garnero en declaraciones radiales. "Sabemos que se va a aplicar la Ley de Abastecimiento en el marco del acuerdo", adelantó Garnero, para luego agregar que "el secretario de Comercio Interior (Guillermo Moreno) nos autorizó a hacerlo público".

La Ley 20.680 –conocida como "Ley de Abastecimiento"– fue sancionada en 1974 y autoriza al Estado a "establecer, para cualquier etapa del proceso económico, precios máximos y/o márgenes de utilidad y/o disponer la congelación de los precios en los niveles vigentes o en cualquiera de los niveles anteriores".

El 20 de octubre pasado la presidenta Cristina Fernández recibió en la residencia de Olivos a industriales para firmar un acuerdo mediante el cual se estableció un pago mínimo de 1 peso por litro de leche para el productor durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2008 y enero de 2009.

Fue firmado por representantes de Mastellone Hnos, SanCor, Nestlé Argentina, Lácteos Lahore y Capilla del Señor. También fue avalado por los dirigentes tamberos de Meprolsafe, Caprolec (Córdoba) y Capaprole (La Pampa). Sin embargo, grandes empresas del sector no firmaron el documento por considerarlo "inviable", lo que provocaría una notable diferencia de precios si se llegara a cumplir lo acordado, además de dejar a miles de tamberos fuera del pacto.

Sin embargo, a partir del mes de noviembre las principales industrias del sector lácteo que firmaron el acuerdo anunciaron que comenzarían a desdoblar los precios pagados al productor por litro de leche según el destino que se le dará a la materia prima.

"El acuerdo no fue cumplido por la industria", dijo Garnero. "La Secretaría de Comercio Interior llama empresa por empresa para que haga su descargo de porqué no cumple y a partir de ahí se verá cuáles son las medidas", agregó.

"Sabemos que en las grandes industrias hay posibilidad de cumplir el acuerdo: el 80 por ciento de la leche se comercializa en el mercado interno y el consumo no bajó y los valores de góndola tampoco, eso da para pagar fácilmente más de un peso el litro de leche", razonó.

La última vez que el gobierno empleó la Ley de Abastecimiento en el ámbito agroindustrial fue el 1 de abril de 2008, cuando la Secretaría de Comercio Interior ordenó retirar, por medio del uso de fuerza policial, cargamentos de hacienda de empresas de engorde a corral.

Asamblea caliente

Mientras tanto, la Mesa de la lechería anunció que su asamblea informativa se realizará esta noche a las 20 en el salón del Club Juventud Moderna, en la localidad de Nuevo Torino, uno de los epicentros lecheros del país.

Allí, el presidente Roberto Socín explicará el derrotero que lelvó al incumplimiento del pacto entre lácteas, tamberos y Gobierno, y anunciará la decisión del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno de aplicar la ley de abastecimiento e impulsar encuentros con los empresarios de la leche durante la semana que viene para analizar las razones de pagar cada vez menos por la materia prima.

Sin embargo, un grupo de tamberos autoconvocados ya adelantó que el clima será de lo más caliente, pues en declaraciones a CASTELLANOS, uno de los referentes de este grupo de 250 productores lecheros que protestaron esta semana frente a la firma Sucesores de Alfredo Williner en Bella Italia, que "a nosotros nos parece que en estos momentos la Mesa está muy politizada. Nos da la impresión de que Moreno promete, y ellos vienen y lo plantean, pero están muy confiados en lo que dice el funcionario, y la gente sabe ya que lo que dicen no es cierto. Creo que la Mesa se va a encontrar con muchos desencuentros con la gente en esta reunión".

Comentá la nota