El gobierno ahora busca sacarle 100 millones más al campo.

El proyecto "autoriza la participación de los veterinarios de la actividad privada de las jurisdicciones correspondientes a cada plan local, en la provisión y aplicación de las vacunas contra la fiebre aftosa".
El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner busca privar a las entidades del campo de algo así como $ 100 millones al año. Se trata de la distribución de la vacuna contra la aftosa, que en la actualidad llevan adelante entes y fundaciones ligadas a las organizaciones agrarias y que el Ejecutivo prevé extender a los veterinarios del sector privado.

Mutti, de la Fundación Balcarce Gerardo Mutti es el presidente de la Fundación Balcarce para la Lucha contra la Fiebre Aftosa. Consultado por el diario La Vanguardia sobre el tema, dijo que "en verdad muchas de las cosas que plantea el proyecto en Balcarce se vienen haciendo desde el año 1992", dice Mutti quien agrega que "ese año las veterinarias comenzaron a vender vacunas en forma conjunta con la Fundación y hoy abarcan cerca del 65 % de las ventas por vacunas que se realizan en el distrito. Después, en 2001, y con el brote de la enfermedad, más de 30 veterinarios comenzaron a vacunar en los campos, siempre al margen del trabajo que venía desarrollando la Fundación". Por otra parte, explica que "hoy eso se mantiene y hasta puede llegar a incrementarse si aumenta la demanda". Respecto de la situación que se da en Balcarce, Mutti explica que de aprobarse el proyecto si va a producir cambios en ciudades como Rauch, Tandil o Ayacucho donde los veterinarios no tienen la participación que tienen acá", concluyó Mutti.

Comentá la nota