El Gobierno ahora sí aceptaría mandar la Policía al gremio

Sin referencias a las críticas que despertó la desobediencia del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a cumplir con la orden de un juez, en el Gobierno hubo un discurso contradictorio en torno al conflicto en el gremio de los trabajadores aeronavegantes.
Por la tarde, fuentes oficiales habían dicho que la estrategia sería aguardar la decisión de la Cámara de Apelaciones del Trabajo en torno a la negativa de la jueza Beatriz Ferdman a avalar la intervención en el gremio dispuesta por el Ministerio de Trabajo. "Vamos a respetar lo que diga la Cámara y obraremos en consecuencia", dijeron en un despacho oficial.

Sin embargo, por la noche se aseguró que hoy se le prestará la asistencia policial a la jueza en el nuevo intento que llevará a cabo a las 10.30 de poner en funciones en el sindicato a los representantes de la lista Celeste (Ver página 6). La medida fue intentada la semana pasada por su colega Alejandro Sureda pero no se cumplió por las órdenes que el jefe de Gabinete le dio a la Policía.

El giro del Gobierno muy probablemente tenga que ver con la escalada de las críticas que llovieron por la actitud de Fernández de haber admitido que dio órdenes a la Policía para desobedecer una orden judicial. No sólo desde el ámbito político sino también del académico y del propio judicial.

"Es lamentable que por haber evitado un mal mayor se haya desatado toda esta situación", respondieron a Clarín en un despacho oficial cuando se consultó la reacción a las declaraciones de la jueza Carmen Argibay. Es que el argumento del Gobierno para defender la actitud de Fernández es que así se evitó un paro en el transporte aerocomercial.

Fuentes gubernamentales aseguraron que los representantes de la Lista Verde ¿la que históricamente lideró la actual embajadora en Venezuela, Alicia Castro¿ amenazaron con paralizar las actividades del transporte aéreo en caso de tener que entregar la conducción del gremio a la lista Celeste, como dispuso la Justicia.

De hecho, ayer cuatro gremios del sector, incluida la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) conducida hasta hoy por Ricardo Frecia, anunciaron "paros sorpresivos" durante la temporada de verano por un conflicto gremial con la empresa LAN. En despachos oficiales se había mencionado a esta firma como interesada en la medida judicial que desplazó a la lista Verde de la conducción de la AAA.

La actitud del Gobierno se verá hoy en el sindicato a través del auxilio policial requerido por la Justicia. La jueza lo había pedido por escrito, el martes, a través de un oficio al Ministerio de Justicia. Es para garantizar lo que no pudo llevar a cabo Sureda, quien denunció penalmente a Aníbal Fernández por las órdenes dadas a la Policía de no asistirlo en su procedimiento.

Ayer a la tarde en el Gobierno habían encontrado una excusa para no responder el oficio de la jueza: faltaba una copia de la medida cautelar mencionada en el oficio. Pero por la noche la actitud parecía ser la de asistirla hoy en el procedimiento.

Comentá la nota