El Gobierno afina detalles para la reforma política

Enviaría en estos días la iniciativa al Congreso. Alertan que así crecen las esperanzas de Néstor Kirchner porque el PJ tendría que ir a internas y ahí serían determinante la estructura partidaria y los intendentes del Conurbano, que el justicialismo disidente no tiene
El Gobierno podría enviar al Congreso en los próximos días el proyecto de ley de reforma política, que establecería la modalidad de elecciones para ungir candidatos y ayudaría al ex presidente Néstor Kirchner para ser el candidato del PJ en 2011.

Luego de concluida la ronda de diálogo entre el oficialismo y técnicos de los partidos opositores en las que se abordó esta iniciativa, la presidenta Cristina Kirchner dejó entrever las intenciones del Gobierno al sostener que se debe "lograr una reforma política donde los partidos se democraticen en serio".

El Gobierno buscaría establecer una reforma similar al esquema electoral que rige en Estados Unidos, con elecciones primarias en las que los delegados partidarios votarían a los candidatos a presidente, y no podrían postularse luego quienes resulten derrotados en ese proceso.

Pero a diferencia de Estados Unidos, donde las primarias se realizan por Estado, la idea aquí sería dividir el país en cuatro regiones: centro, sur, noreste y noroeste. Entre las reformas que contempla la iniciativa, se cuenta además la eliminación de listas sábanas y modificaciones en la financiación de los partidos políticos.

Allegadas de Kirchner informaron días atrás que la reforma incluirá también un veto de 10 años para los afiliados que "vayan por afuera", con el fin de restablecer el bipartidismo en el país y quedarse con la candidatura del PJ.

En ese esquema, la estrategia de instalar las primarias presidenciales y luego las internas abiertas para los partidos buscará encuadrar a los intendentes detrás del único candidato que surja del PJ, teniendo en cuenta que muchos de ellos buscarán su reelección y que en su mayoría son justicialistas.

La reforma política asoma como la carta del ex presidente para pelear en 2011 tanto su retorno a la Presidencia como a la conducción del PJ, a la que renunció luego de haber perdido las elecciones legislativas bonaerense del 28 de junio frente a Francisco de Narváez, de Unión PRO.

Con esas reglas, Kirchner podría dejar en el camino al santafesino Carlos Reutemann, a Felipe Solá o a cualquier eventual candidato justicialista, y asegurarse así el sello del PJ para impulsar su posible candidatura.

Además, los jefes comunales ya se mostraron "claramente a favor" de la reforma porque la ley dejaría la estrategia utilizada por el kirchnerismo desde su llegada al poder de listas colectoras en los distritos, que les "limó" el poder a muchos intendentes.

El 14 de octubre el Ministerio del Interior concluyó la cuestionada ronda de diálogo con técnicos de los partidos opositores donde se debatieron los términos de una posible reforma y habría dejado definido un anteproyecto.

Las rondas de diálogo entre el Gobierno y la oposición para debatir este tema se iniciaron en julio pasado y pasaron por ellas varias de las principales figuras de las fuerzas antikirchneristas, con excepción de Elisa Carrió, Fernando "Pino Solanas" y Carlos Reutemann.

Pero los principales referentes de la oposición habían dado por terminada la ronda de diálogo por considerar infructuosa la iniciativa del Gobierno, pero las conversaciones continuaron a nivel técnico.

Si bien el Gobierno podría argumentar que el proyecto se discutió con la mayoría de los partidos de la oposición, eso no lo exime de someterlo a un intenso debate parlamanetario, en un contexto de duras batallas legislativas.

Comentá la nota