Gobierno advirtió a ATE que este será un año «complicado» en materia económica.

El sindicato pidió respuestas respecto del reclamo de aumento de 300 pesos adicionales para el personal estatal. Pero no hubo definiciones concretas. Los funcionarios de Gobierno prometieron una nueva reunión en los próximos días para adoptar definiciones en materia salarial. Aseguraron que la carrera administrativa está devaluada y que los adicionales han provocado realidades injustas que deben corregirse.
USHUAIA.- Ayer en Ushuaia funcionarios del Gobierno provincial y representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se sentaron a dialogar por primera vez en el año. El tema, como en todas las oportunidades, los reclamos salariales. Y los representantes del Ejecutivo ya anticipan que este será un año «complicado» en materia económica, adelantándose a posibles nuevos pedidos.

El pedido concreto de ATE es respecto del reclamo de aumento de 300 pesos adicionales para el personal estatal, pero se fueron sin respuesta concreta aunque con promesas de nueva reunión con mayores definiciones.

El ministro de Gobierno Guillermo Aramburu fue el encargado de recibir a la dirigencia de ATE y les anticipó que la política salarial que se planteará en la administración pública no estará ajena a la realidad que se vislumbra para este año en el orden nacional e internacional. «Ello impactará en los ingresos del Estado fueguino, con caídas en la recaudación y crisis en la actividad privada», manifestó.

Las dos partes se reunieron este jueves, en un encuentro en el que el gremio estatal estuvo representado por Juan Vera y Julio Viñas, y por el Ejecutivo Aramburu y el secretario de Relaciones Institucionales, Daniel Ravaglia.

Los funcionarios plantearon a los dirigentes sindicales que «la realidad demuestra que este 2009 será un año complicado en materia económica», y subrayó que tal apreciación «fue reconocida por los representantes de ATE».

Sin embargo, del encuentro no salieron definiciones significativas ya que el Ejecutivo propuso un cuarto intermedio hasta tanto el Gabinete adopte definiciones en materia salarial. Pero sí les adelantaron que las respuestas «no deben ser exclusivamente para un sector sino para todos los empleados públicos del Estado provincial, ya sea entes descentralizados, sector húmedo y seco», resumió Daniel Ravaglia.

Ambos sectores, reunidos por primera vez en el año, coincidieron en que la carrera administrativa está devaluada, y que los adicionales han provocado realidades injustas que deben corregirse.

«Desde el Ejecutivo trabajaremos en ese sentido, porque estamos convencidos que el convenio colectivo es posible, y que es la herramienta adecuada que pondrá justicia en el seno de los trabajadores», dijo finalmente el funcionario.

El próximo lunes el Gobierno dará al sindicato una nueva fecha de reunión, en la que se comprometieron a brindar datos precisos para atender a los reclamos salariales que hizo la entidad gremial.

Comentá la nota