El Gobierno adoptaría medidas ante la baja temporada de calamar.

Preocupados por la baja temporada de calamar, prestadores de servicios de puertos y representantes del sector pesquero de Puerto Deseado se reunieron ayer con el gobernador Daniel Peralta, tras lo cual se informó, en un despacho de prensa oficial, que el Gobierno avanzaría en el congelamiento de precios para operadores portuarios a diciembre de 2008.
El gerente de la empresa Santa Cruz Estibajes, Carlos Santi, explicó que más allá de la crisis internacional, “en Puerto Deseado estamos teniendo una crisis paralela, que es el bajo precio del calamar y la difícil competencia con el puerto de Mar del Plata, al caerse la Ley de Reembolso”.

Sobre los factores por los cuales hoy no se puede competir, Santi detalló que “en la exportación por el tema del flete, que está un 40 % más barato; los costos portuarios son mucho más grandes en el sur que en el norte por la canasta básica y, sobre todo -remarcó-, porque en Santa Cruz se trabaja acorde a la ley con jornales en blanco, no como en el puerto de Mar del Plata, que se trabaja con cooperativas”.

“Uno no tiene nada contra las cooperativas -aclaró el empresario-, pero no nacen de la solidaridad de la gente, sino de dos o tres vivos que utilizan ese mecanismo para evitar impuestos”, sentenció.

Consultado sobre qué soluciones ofreció el Gobierno provincial para paliar esta situación, Santi especificó “el primero es el congelamiento de precios para operadores portuarios a diciembre 2008, les damos tranquilidad que hasta junio no habrá discusiones salariales ni aumento de los servicios portuarios”.

“El segundo punto -continuó- es que el gobernador Peralta se comprometió, junto a las autoridades de UNEPOSC y de Pesca, a bajar algunos costos portuarios como el servicio de cargas y la estadía de puerto”.

Para el empresario, si bien estas medidas no representan la solución definitiva, “son buenas señales que da el Gobierno a los operadores para que utilicen el puerto de Puerto Deseado”, que, recalcó, “sigue siendo operativo, está cercano a la zona de pesca, ya que estamos a seis horas contra los cuatro días que hay que ir para descargar a Mar del Plata, y así, cuando estuvo la ley de reembolso se han beneficiado, ahora la comunidad necesita del esfuerzo y que traten de empezar a utilizar los servicios de Puerto Deseado”.

Respecto a la restitución de la Ley de Reembolsos, Santi dijo que “el gobernador tomó cartas en el asunto, lo va a tratar a nivel de los gobernadores patagónicos, incluso se comprometió a hablarlo con la presidente Cristina Fernández”.

“Somos optimistas, porque la única manera de torcerle el brazo a Mar del Plata en 2009, es que salga alguna especie de compensación por puertos patagónicos que beneficie a la región”, subrayó finalmente el empresario.

Comentá la nota