El Gobierno admite que Trump complica la firma del documento final de la Cumbre

El Gobierno admite que Trump complica la firma del documento final de la Cumbre

El canciller Faurie reconoció que las referencias al proteccionismo y el cambio climático complican el acuerdo. La tensión con China.

El canciller Jorge Faurie volvió a negar que Donald Trump haya hablado en su encuentro con el presidente Macri sobre la actitud "depredadora" de China en Latinoamérica -como informó en un comunicado oficial la Casa Blanca-, pero reconoció que existen serias diferencias que amenazan la redacción de un documento final de la cumbre del G20 en Buenos Aires.

 

"Alguien atribuye una palabra polémica en el diálogo que tuvimos con el presidente Trump. Hablamos de la presencia del presidente de China Xi Jinping en Argentina. En que pensaba encontrarse y dialogar. No  hemos utilizado o escuchado una palabra en particular", afirmó Faurie en el segundo diálogo que tuvo este viernes con la prensa acreditada en el centro internacional donde se desarrolla la cumbre, en la zona norte de esta ciudad.

Esta mañana Trump visitó a Macri en la Casa Rosada y lo respaldó fuertemente. Luego se produjo el incidente. La Casa Blanca reveló que en el encuentro se criticó a China y el propio Faurie lo desmintió. Después de eso, en la foto protocolar de Macri con cada presidente en el Complejo Costa Salguero, Trump dejó a su par argentino con la mano en el aire, en un desplante pocas veces visto.

Tras los cruces por China, Trump plantó a Macri en el escenario

 

LPO pudo confirmar de fuentes al tanto de las negociaciones, que el Departamento de Estado elaboró una minuciosa lista con las inversiones y el despliegue en sectores estratégicos de China en la región y en el caso de Argentina señaló dos focos rojos: La construcción de la estación espacial de Neuquen -que los chinos niegan que tenga fines militares- y la construcción de una central nuclear acordada con Macri. Faurie y el asesor presidencial Fulvio Pompeo fueron notificados de esta situación.

Faurie se limitó a reconocer que una de las trabas para firmar un documento unánime es el combate al cambio climático, un tema que tiene como principal rebelde a Trump, como anticipó LPO.

 

"Estamos avanzando, hay un muy buen avance en lo que hace a comercio y se sigue hablando en relación al clima. Estamos trabajando en este tema", afirmó. Faurie anticipo además que Trump y su par chino Xi Jiniping se sentarían juntos en la cena de gala en el Salón Dorado del teatro Colón, como efectivamente ocurrió. Aunque el protocolo no avanzó hasta el límite. La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, separaba a ambos presidentes.

Siempre en la estrategia de poner paños fríos, anticipada por LPO, Faurie agregó que este viernes por la mñana, Trump y Xinping cruzaron varios diálogos y confirmó que podrían compartir una comida el sábado -la famosa cumbre de la cumbre-, cuando ya se conozca el documento final. 

Trump corre con ventaja para el encuentro con Xi Jinping, la cumbre más importante del G20

"¿Trump va a firmar junto a todos los países el documento final?", Pregunto LPO. "Estos trabajos no requieren firmas. Los países adoptan criterios que son reflejados en los consensos. Los conoceremos mañana", evadió el canciller.

La tensión entre China y Estados Unidos, que están inmersas en una feroz guerra comercial, es el dato saliente que está cruzando toda la cumbre y que tiene en Latinoamérica uno de sus territorios mas relevantes. Macri quiere evitar que la cumbre termine en un conflicto abierto del presidente norteamericano contra el resto de los líderes, como ocurrió en Hamburgo, y por eso propicia un texto corto y lo más anodino posible. 

La tensión escaló luego que trascendiera que en la reunión de Macri y Trump se habló de la actitud "depredadora" de China en Latinoamérica. Por la tarde el gigante asiático canceló todos los contactos agendados de sus funcionarios con la prensa.

El canciller Faurie reconoce a la prensa acreditada en la Cumbre las dificultades para consensuar el documento final.

No será fácil porque los intereses cruzados son muy poderosos. Macri tuvo una primer muestra de esto en el encuentro que tuvo en la mañana previa al inicio de la cumbre con el francés Macrón. El presidente galo no ahorró críticas a Trump por su unilateralismo y este viernes dejó clara su posición al enviar a su canciller a compartir una conferencia de prensa con el canciller de China.

Francia cierra filas con China y lidera la oposición contra Trump 

Por estaño que parezca, China -que es un país comunista- ha logrado quedar como el líder del modelo de libre mercado neoliberal y busca arrastrar de su lado a Europa. Antes de pisar Buenos Aires, Xi Jinping aterrizó en España donde se reunió con Pedro Sánchez, fue el inicio de una tarea diplomática que ahora se expande en esta cumbre y que tendrá este sábado su round final.

Coment� la nota