El Gobierno acusa a judiciales de politizar el conflicto.

El ministro de Gobierno cargó contra el gremio y aseguró que busca manchar al Gobernador.
La puja entre el Gobierno y el sindicato de los judiciales tomó nuevos matices ayer, cuando el ministro de Gobierno, Mario Adaro, acusó al gremio de los judiciales de esconder intereses electorales favorables para el vicepresidente Julio Cobos. Además, le puso el próximo martes 16 de junio para aceptar su oferta o perderán la posibilidad de la retroactividad del aumento al mes de abril.

"El conflicto tiene dos vertientes: el reclamo salarial justo para los trabajadores que han visto mermada su capacidad financiera por las circunstancias económicas, y por otro lado, el uso político de los sindicalistas para esconder intereses partidarios y manchar al Gobierno de cara a las elecciones", señaló Adaro.

En todo momento, el funcionario hizo referencia a la figura de Cobos y al enfrentamiento en los próximos comicios. "Si los trabajadores de la Justicia no están conformes con lo que reciben deberían mirar a la anterior gestión, que se encargó de perjudicar la imagen del sector. Si quieren saber por qué perdieron su privilegio en la escala salarial, que le pregunten a Cobos", declaró.

En cuanto a la negociación paritaria, Adaro señaló que no se entiende la extensión de este conflicto ya que en ningún momento el gremio realizó una contraoferta a la propuesta del Ejecutivo. "Todo es una puesta en escena para pegarle al Gobierno, pero no tienen pedidos concretos", afirmó.

Por su parte, Ordoñez rebatió los dichos del ministro y explicó que han expuesto su pedido de $8,5 millones del lado de la Corte y el mismo monto del Ejecutivo para acordar los aumentos. "Lo que nos parece muy extraño es que cuando conseguimos el aval de la Justicia para tener este dinero, el Ejecutivo retira su propuesta", sentenció el gremialista. Además, añadió: "Con un poco de voluntad política podrían destrabar el problema, y cumplir con otro de las deudas que mantiene, que es el blanqueo de los dos adicionales que desde 2007 reclamamos".

Todos los dardos contra Ordoñez

Todos los dardos del ministro fueron contra el delegado gremial de los judiciales Carlos Ordoñez, quien, según Adaro, está "utilizando el conflicto para ir contra el Gobernador, Celso Jaque, el 28 de junio. En lugar de utilizar banderas azules deberían usar blancas y rojas, para blanquear las cosas", sostuvo, haciendo referencia a la tendencia de apoyo al radicalismo respaldado en la figura de Cobos.

Además, disparó que "Ordoñez se puede permitir el alargar la discusión en las paritarias porque tiene un sueldo para respaldarse que es igual o superior al de un ministro o un subsecretario. Está percibiendo un sueldo de $6.700, por lo que no tiene interés en apurar la solución".

"Lo más sano sería que el sindicalista admita que estirará la discusión hasta después del 28 de junio, para ver qué tanto daño le puede hacer al oficialismo en las legislativas".

Ordoñez defendió su postura asegurando que nunca estuvo de acuerdo con la política de Cobos y que fue uno de los gobernadores que contó con mayores enfrentamientos con el gremio.

Hoy continuará el paro con una asamblea para definir las próximas acciones, luego de lo que prevén llamar a una conferencia de prensa para comunicar las medidas y contestar los dichos del Ejecutivo.

Comentá la nota