"Si el Gobierno no acuerda con las empresas, vamos a avanzar con la ley para frenar despidos"

Lo afirmó el diputado moyanista Héctor Recalde, que trabaja en el proyecto con el que la CGT presionará en el Congreso; además, en declaraciones a lanacion.com, pidió "responsabilidad" a los hombres de negocios
En perfecta sintonía con su jefe Hugo Moyano, Héctor Recalde defendió los reclamos que la CGT reactivó en las últimas horas, en medio de advertencias al Gobierno.

El abogado de la central obrera y diputado kirchnerista, que responde directamente a Moyano, advirtió que, si la estrategia desplegada por la Casa Rosada para contener los despidos y suspensiones registrados en los últimos días falla, la CGT concentrará toda su energía en impulsar el proyecto de ley con el que pretende frenar el impacto del cimbronazo económico en el nivel de empleo.

"Si el Gobierno no logra los acuerdos que estamos esperando con las empresas, vamos a avanzar con la ley para frenar despidos, no tenga duda", fue la tajante respuesta de Recalde en declaraciones a lanacion.com sobre el tema.

Atentos. Aunque destacó que las conversaciones iniciadas por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, con empresarios le parece una "primera etapa acertada", advirtió que, si no se producen avances concretos, la CGT no piensa quedarse de brazos cruzados.

"Claro que para evitar despidos lo más prudente es llegar a acuerdos y no tener que sancionar una ley, pero si esto no se logra, el siguiente paso va a ocurrir en el Congreso", aseguró Recalde.

El abogado también justificó las demandas de la CGT y lo hizo con una fuerte embestida contra el sector empresario. Sobre al reactivado reclamo de pago de una suma extraordinaria de 500 pesos a fin de año, Recalde fue tajante. Consideró que "si el Gobierno cree que es fundamental sostener la demanda, entonces tiene que dar poder adquisitivo al salario".

Responsabilidad. En igual tono de advertencia, evaluó que también las empresas "tienen que hacer su aporte" para paliar el impacto de la debacle internacional en la Argentina. "Hay empresas que tuvieron rentabilidad enorme y que tienen que colaborar con el peso de la crisis", arremetió.

En ese grupo ubicó a la telefonía y a la actividad financiera. Pero apuntó específicamente contra el sector automotriz, justamente uno de los que ha implementado suspensiones y adelantamiento de vacaciones. "Más allá de la crisis, mantiene una rentabilidad récord, por lo que no se entiende que fábricas que hasta ahora trabajaban las 24 horas los siete días de la semana estén suspendiendo gente", disparó.

No se detuvo allí. "Hay algo que está muy de moda pero que al final nadie cumple que es esto de la responsabilidad social empresaria. Es hora de que algunos demuestren que la tienen".

En esta línea, señaló que "hay muchas instancias previas a las suspensiones" como la reducción de la jornada laboral.

Recalde trabaja por estas horas en el detalle del proyecto de ley que le encargó Moyano. Tal como informó LA NACION, la iniciativa contempla la "imposibilidad de despedir sin causa justificada" y el pago de doble indemnización. "Incluso podría ser triple", indicó Recalde.

Además, el proyecto incluirá una cláusula de retroactividad para lo que el abogado llamó "los despidos por si acaso", en alusión al personal que fue dejado cesante sin causa, siempre según Recalde, aún antes de que estallara la crisis financiera.

Comentá la nota