El gobierno acordó con empresarios medidas preventivas

Estuvieron presentes representantes de los sindicatos de telefonía, televisión, metalúrgico, Centro Empleados de Comercio, taxis, gastronómicos, turismo, productores de hielo, transporte, cámara farmacéutica, del centro comercial Palmares y de la UCIM.
El ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Mario Adaro, se reunió con empresarios y representantes de sindicatos a fin de hacerles conocer las medidas preventivas que se han tomado a nivel oficial para evitar la gripe H1 N1.

Tambien para escuchar las propuestas de ambos sectores a desarrollar en sus respectivos ámbitos. El funcionario reconoció que las medidas pueden tener impacto en la actividad y en los salarios de los trabajadores, pero indicó que esta es una situación de emergencia, en donde se esta priorizando la vida.

Estuvieron presentes representantes de los sindicatos de telefonía, televisión, metalúrgico, Centro Empleados de Comercio, taxis, gastronómicos, turismo, productores de hielo, transporte, cámara farmacéutica, del centro comercial Palmares y de la UCIM.

Esta fue la primera reunión de la agenda del día sobre la influenza, que tuvo como eje la coordinación de propuestas puntuales de cada sector para evitar que el virus se siga expandiendo en la provincia.

Entre los ejes de trabajos se planteó la necesidad de buscar el equilibrio entre la prevención de la influenza y la preservación de las fuentes de trabajo.

Entre otras medidas puntuales, y a fin de evitar la concentracion y la aglomeración, se propuso reducir la cantidad de mesas en los centros comerciales y aumentar la ventilación.

El sector farmacéutico señaló por su parte que flexibilizará su política de personal para que los empleados no concurran enfermos a trabajar. Esta iniciativa fue compartida también por otros sectores.

Respecto a la no inclusión del cierre de casinos en la resolución 2296 del Ministerio de Salud, el ministro recordó que todas las advertencias del consejo asesor de expertos apuntan a tomar medidas que estén dirigidas a evitar la aglomeración en lugares cerrados, en particular entre poblaciones vulnerables como son los niños, niñas y adolescentes.

Asimismo, se recordó que los barbijos deben ser utilizados por los enfermos y adoptar todas las medidas de higiene básicas, a fin de evitar la transmision viral.

Todas las propuestas fueron recibidas por Adaro, quien prevé comunicarse con cada uno de los sectores para avanzar en cada caso en particular y "trabajar actividad por actividad".

El ministro dejó en claro que: "Es una decisión transitoria que tiene impacto económico pero que hay que solidarizarse para erradicar el virus. No debería haber tensión entre el capital y el trabajo. Son quince días de emergencia sanitaria".

Rodolfo Calcagni del Sindicato de Transporte dijo: "El chofer de colectivo es el que está más propenso al contagio, por la cantidad de pasajeros que transporta. Pero con el receso escolar y el receso de la administración pública se calcula que se va disminuir el riesgo".

Por otro lado, el secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la Republica Argentina (Uthgra) local, Ernesto Guerra, explicó: ‘'Nosotros hemos notado una pequeña disminución dentro de la actividad, estamos tratando de que no se cierren los restaurantes, queremos que las fuentes de trabajo sigan funcionando y no perjudiquen a nadie, pero la salud de la sociedad es lo más importante''.

Cámara de peloteros

Al término de la reunión, el ministro Adaro recibió a integrantes de la Cámara de Peloteros, quienes expresaron su preocupación por las medidas adoptadas a nivel oficial en la resolución 2296.

Reconocieron la responsabilidad empresaria en esta coyuntura, pero también señalaron el perjuicio económico de muchos emprendimientos familiares que no contaran con ingresos mientras dure la medida.

Asimismo, a la posibilidad de verse sometidos a medidas judiciales por clientes que han entregado su seña o cancelado el evento con anticipación.Al respecto, el ministro Adaro responderá a través de la Subsecretaría de Trabajo con ayudas a nivel salarial al personal registrado a fin de mitigar el impacto económico, durante el mes de julio.

Comentá la nota