El Gobierno no acepta la renuncia y apura al Congreso

Quiere darle mayor legitimidad a su ofensiva sobre Redrado y poner en aprietos a Cobos
El Gobierno no le dio el gusto a Martín Redrado de dejarlo renunciar como presidente del Banco Central. Quiere echarlo. Por eso anoche, mientras el funcionario explicaba las razones de la retirada, Aníbal Fernández anunció que la dimisión "no existe" y que la presidenta Cristina Kirchner no se la iba a aceptar.

"Para nosotros la renuncia no existe, no va ser aceptada", afirmó Fernández, quien se mostró indignado ante las palabras de Redrado acerca de sus logros al frente del Banco Central para defender las reservas del Tesoro e incrementarlas.

"Redrado habla como si actuara en forma independiente, el sigue las decisiones de la política económica que delineó la Presidenta. No hay un jefe del Banco Central que haga lo que se le antoja", enfatizó Fernández y aclaró: "Lo que dice Redrado que hizo, nada lo hizo él".

Una comisión bicameral, integrada por el vicepresidente Julio Cobos, Alfonso Prat-Gay, de la Coalición Cívica y Gustavo Marconato, del Frente para la Victoria, prevé dictaminar el martes sobre el caso Redrado. Fernández dijo que a pesar de la renuncia del funcionario "está actuando el Congreso", por lo que "la Presidenta va a tomar la decisión que tenga que tomar" cuando se pronuncie la comisión.

"Lo que espera el Gobierno es que la Bicameral se expida. La Presidenta lo mirará, lo leerá con detenimiento y tomará la decisión que tenga que tomar. Dictará un decreto común, ni siquiera uno de urgencia, y dispondrá la remoción del presidente del Banco Central", agregó el jefe de Gabinete.

Por ahora el único que dictaminó es Marconato. Cobos y Prat-Gay se tomaron unos días. Fernández le restó importancia al asunto, al afirmar que el consejo de uno de los miembros de la comisión alcanza para cumplir el requisito legal de pedirle consejo al Parlamento antes de echar al presidente del Central.

Los Kirchner no quieren tampoco quitarle a su enemigo Cobos la responsabilidad de emitir un voto incómodo. Si apoyara a Redrado, quedaría sujeto a otra denuncia pública de conspirador; si recomendara echarlo, aumentaría la legitimidad de la decisión del Gobierno.

"Ahora resulta que después de semejante descalabro y mamarracho, (Redrado) presenta la renuncia como si no hubiera pasado nada", se quejó Fernández y entendió que "la inconducta de Redrado es superlativa".

El dilema

Tras decisión de Redrado, Prat-Gay y Cobos podrían emitir un dictamen en el que, sin pronunciarse por su continuidad o no, lo que ya es ocioso, analicen la gestión del economista al frente del Banco Central.

"Parece que era Mariano Moreno, con expresiones tan contundentes, patrióticas y ampulosas que daban ganas de decir «no te vayas nunca»", dijo el jefe de Gabinete. Para Fernández, Redrado renunció porque "todos los que los fueron sosteniendo" en el cargo después "lo soltaron".

También expresó que si Redrado hubiese querido dimitir "lo tendría que haber dicho en mi despacho", cuando lo recibió el 6 de enero. Fernández cargó contra la oposición, a la que calificó de "mamarracho".

Con matices, buena parte de la oposición destacó el gesto de Redrado, pero dijo que la comisión bicameral debería emitir un dictamen. Esta fue la postura de Elisa Carrió y de Francisco de Narváez. Desde el Pro, Federico Pinedo dijo que con la renuncia, Redrado evitó que lo echaran. La UCR, en cambio, sostiene que debería darse por cerrado el caso.

"Ahora es el Golden Boy que termina dando una lección en Harvard, donde le van a poner un 9,50 porque no fue claro en sus exposiciones", remató, irónico, el ministro Fernández.

LA GUERRA POR LA TELEVISACION EN VIVO

* La conferencia de prensa de Martín Redrado era transmitida en vivo por los principales canales de TV ayer, a las 20.45. Apenas anunció que presentaba su renuncia, Telenoche sacó al aire al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en una entrevista telefónica. Con la pantalla dividida, mitad la foto de Fernández y mitad la imagen de la charla de Redrado, tuvo como primicia que el Gobierno no aceptaría la dimisión. Pero Redrado seguía hablando. Apenas terminó en Canal 13, Aníbal Fernández siguió con C5N y, por supuesto, con Canal 7. Todo sea por sacarle minutos de aire a Redrado, que habló hasta después de las 22.

Comentá la nota