El Gobierno acepta discutir con el campo "sin condiciones"

El Gobierno acepta discutir con el campo "sin condiciones"
En la Rosada dicen que Aníbal Fernández está abierto a "hablar de todos los temas".
Aunque todavía no se dio a conocer una fecha para una reunión "formal" con el campo, como reclaman los representantes de la Mesa de Enlace, en el Gobierno estimaron que habrá un encuentro con el sector esta misma semana y aseguraron que hay disposición a dialogar "sin condicionamientos".

"Aníbal quiere sentarse a la mesa con el campo y charlar de todos los temas", afirmaron a Clarín fuentes cercanas al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, encargado por la presidenta Cristina Kirchner para llevar adelante la nueva estrategia "dialoguista" del Gobierno, resultado de la derrota electoral del 28 de junio.

Las fuentes gubernamentales consultadas reconocieron que "hay recelos lógicos por dos años en que la relación no fue buena, y el campo muestra reticencia". Pero aseguraron que en privado "siguen los contactos" para fijar una agenda y que la reunión se produzca. En este sentido, recordaron que días atrás Aníbal habló dos veces por teléfono con Mario Llambías (CRA), mientras que la ministra de la Producción, Débora Giorgi, mantuvo contacto con Eduardo Buzzi (FAA). Otro que pilotea las gestiones para sentar al campo en la mesa de negociaciones es el ministro de Planificación, Julio de Vido, que en lo peor del conflicto con el campo en 2008 supo mantener contactos secretos con el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati.

El Gobierno quiere convocar al campo a sumarse al Consejo Económico y Social, un órgano consultivo cuyo funcionamiento será definido a través de un decreto que ya está listo. Como señaló ayer Clarín, el documento será revisado mañana en el Ministerio de Trabajo en reuniones entre el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, y representantes empresarios y de la CGT. Pero no se descarta que aparte del Consejo, los ruralistas puedan ser llamados antes por el Gobierno, según la intención que manifestó Fernández días atrás.

Lo cierto es que la semana pasada la Comisión de Enlace Agropecuaria se focalizó en sus contactos con dirigentes opositores y del peronismo disidente para fijar una agenda parlamentaria. El jefe de Gabinete los esperó en vano el jueves en la Casa de Gobierno para el anuncio sobre la Cuota Hilton. Aníbal le había propuesto a Llambías tomar un café juntos después de ese acto. Los ruralistas no se mostraron conformes: se excusaron de ir por motivos "de agenda", enviaron a sus técnicos y al unísono hicieron saber que aguardaban una "citación formal" para discutir los problemas del sector.

Cerca del jefe de Gabinete insisten en que "hay ansiedad por dialogar". Recordaron que Aníbal tiene trato con los dirigentes del campo desde que en 2002 fue ministro de la Producción del gobierno de Eduardo Duhalde, con la Secretaría de Agricultura a su cargo.

Ese año, según relataron, hubo conflictos con el gobierno (que impuso retenciones del 20%), y Duhalde pidió a su ministro que no los recibiera más. Pero, según contaron, Aníbal mantuvo los contactos y se reunió al menos dos veces con los ruralistas en un bar de Palermo cerca del Regimiento de Patricios. "Aníbal tiene perfil de luchador mediático pero es una persona de diálogo", dijeron.

Comentá la nota