El Gobierno acepta debatir las retenciones en el Congreso

El oficialismo citó de urgencia a los bloques para armar una agenda que incluya al campo.
Ante la profundización de la arremetida opositora para reactivar la actividad de la estratégica Cámara de Diputados -paralizada desde mayo-, el oficialismo convocó para hoy temprano a una reunión de jefes de bloque que armarán la agenda de debate hasta el recambio de diciembre. Voceros del titular de la Cámara, Eduardo Fellner, le anticiparon anoche a Clarín que el kirchnerismo aceptará reabrir el debate sobre las retenciones a la exportación de granos, cuya reducción reclama el arco opositor. Idéntica postura tiene el jefe del bloque K, Agustín Rossi, aunque advirtió que para modificar las alicuotas, habrá que acordar la forma de compensar la baja en el ingreso fiscal.Fellner decidió cortar el largo receso antes de retirarse de la Casa Rosada, donde mantuvo una larga reunión con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. El diputado jujeño llegó junto a Rossi y recibió idénticas instrucciones: mostrar amplitud para consensuar una agenda con la oposición, como trata de hacer el Gobierno con el diálogo político. Con la interrupción del "impasse" en el Congreso que se prolonga desde la campaña electoral, el oficialismo busca amortiguar la creciente presión opositora. El PRO y el pJ disidente insistieron ayer con el pedido de una sesión especial por el campo (ver "Insisten...."), en tanto que la UCR y la Coalición Cívica presentaron -por separado- sus agendas parlamentarias. En tanto que el SI y Proyecto Sur, reclamaron formalmente a Fellner que se interrumpan las vacaciones no consentidas y se llame a sesión con urgencia.

Fellner hizo llamar a los jefes opositores mientras estaba reunido con el jefe de Gabinete, en la Rosada, a través de la vicepresidenta de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja, que estaba en el Congreso. Entre los temas que pondrá sobre la mesa el oficialismo, uno tendrá absoluta prioridad: la delegación de facultades legislativas, cuya prórroga vence el 24 de agosto. Un referente kirchnerista se mostró confiado en que se aceptará un "acuerdo pacífico" para sostener las casi 2.000 leyes que podrían caerse si no se aprueba. Los opositores accederían a dar otra prórroga, aunque esta vez de solo seis meses, en lugar de los tres años que regían. Quieren que antes de finalizar el plazo se deroguen los artículos del Código Aduanero que deja en el Ejecutivo la fijación de derechos de exportación, para que vuelvan a ser establecidas en el Congreso, como dispone la Constitución. El plan es que antes de fin de mes vuelva a reunirse la Comisión de Agricultura, que dirige el oficialista Alberto Cantero y no sesiona desde octubre pasado. Y la agenda rural podría comenzar a tratarse en el recinto el 5 de agosto. Rossi propondría que se abra el debate con dos leyes que ya tienen dictamen: emergencia agropecuaria y arrendamiento rural.

Comentá la nota