El Gobierno abre el debate laboral, pero no garantiza aumentos

El Ministro Secretario General confirmó que en febrero se conformará a la Mesa de Relaciones Laborales, con el que esperan apaciguar las demandas de gremios estatales. En el segundo semestre vendrían los incrementos salariales. Sindicatos sólo esperan hasta marzo.
El Ministro Secretario General de Gobierno, Carlos Vignolo dijo a "época" que a fines de enero se convocaría a la Mesa de Relaciones Laborales, para que comience a funcionar en los primeros días del mes que viene. "Empezaremos con las reuniones de trabajo con los gremios, y esperemos que podamos llegar a acuerdos y consensos" señaló. Allí los sindicatos de empleados públicos y las autoridades del Poder Ejecutivo comenzarían a debatir temas laborales y salariales para este año, aunque Vignolo no adelantó los posibles tópicos de la convocatoria. Con esta medida el Gobierno planea apaciguar los reclamos y las demandas de aumento salarial que están realizando varios sectores de los agentes del Estado. Una muestra de "buena voluntad política", aunque las respuestas positivas y concretas podrían demorarse hasta el segundo semestre.

Según el Secretario General, en la Mesa de Relaciones Laborales "los representantes de los empleados públicos tomarán contacto directo con el estado económico de la Provincia, y se darán cuenta de que está en un estado crítico". Vignolo cree que esto podía bajar las ansias salariales y pondrían prudencia en los reclamos. "Vamos a iniciar un trabajo conjunto y será un ámbito en el que se compartirá información. Esperamos que los representantes de los trabajadores estén a la altura de las circunstancias, una vez que tomen conocimiento de la realidad financiera de la Provincia", comentó Carlos Vignolo a este diario. La nueva administración insiste "con el déficit y la crítica situación financiera en la que recibió la Provincia", como argumento valedero para postergar las actualizaciones de los sueldos. "Estamos tratando de equilibrar la situación económica. Por suerte tuvimos un inicio razonable en lo económico; gracias a las gestiones que realizó el gobernador (Ricardo Colombi) ante la Nación", dijo el Ministro; en referencia a los 150 millones que envió el Gobierno nacional a Corrientes para que se pueda cumplir con el pago del sueldo de diciembre y el aguinaldo. Por eso espera que las demandas "sean razonables" de acuerdo a la situación económica que el Gobierno diagnostica.

Vignolo aseguró que en dicha Mesa se van a analizar las "demandas laborales y salariales, el modo de avances y en las mejoras".Pero que también el Gobierno va a marcar "cuáles son las posibilidades concretas que tiene la Provincia de mejorar los salarios".Esto incluye los plazo en que la administración de Ricardo Colombi prevé que mejorarán las arcas del Estado. El Mandatario le pidió "paciencia" en más de una oportunidad a los agentes de la administración pública, argumentando que un posible aumento de sueldo dependerá también de que la Provincia pueda refinanciar las deudas que este año le vencen con el Estado nacional. Incluida la posibilidad de recuperar el Programa de Asistencia Financiera 2009.Consideran que "habrá dos realidades muy distintas este año. Los primeros seis meses habrá una crítica situación económica; y la otra la segunda mitad del año que será mejor donde tenemos una perspectiva más esperanzadora", dijo Vignolo. Este es el tiempo hasta donde el Gobierno pretende extender las respuestas positivas a los pedidos de aumento salarial de los empleados públicos.

Después de marzo vendrían los paros

El Gobierno planea abrir el debate salarial y laboral pero extendería hasta el segundo semestre las mejoras concretas a los sueldos de los estatales. Varios sindicatos felicitan la decisión de convocar a la Mesa de Relaciones Laborales, pero no aprueban los plazos que impondría el Gobierno. Señalan que su "paciencia está agotada", y que si no hay "incremento salarial para marzo", sobrevendrían las medidas de fuerza.

"Sólo escuchamos declaraciones de buenas intenciones o altisonantes, pero pocas acciones concretas de este Gobierno", dijo a "época" el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Walter Zamudio. Señaló que esperan ser convocados a la Mesa de Relaciones Laborales donde plantearán la discusión de "cuestiones de la carrera administrativa, la recategorización de los agentes del Estado y la necesidad de realizar un censo laboral".

Será prioritario el pedido de aumento salarial, incluido una mejora de "las asignaciones familiares porque estamos en valores históricos de 60 pesos por hijo, cuando la Nación paga 180. Esperemos que el Gobierno muestre sensibilidad", dijo.

ATE no comparte los plazos (segundo semestre) ni el diagnóstico económico que hace la administración de Ricardo Colombi. "Sabemos que Corrientes va a tener un crecimiento importante en recursos federales. El Presupuesto nacional prevé un crecimiento del 30 por ciento de los fondos nacionales para la Provincia. Eso le da la posibilidad de otorgar un incremento salarial urgente. El Gobierno debe garantizar un aumento, aunque sea escalonado, para este año", dijo Zamudio. Señaló que la "paciencia de los trabajadores está agotada". "Si el Gobierno no da respuestas positivas a nuestros reclamos, en marzo comenzamos con los paros. No tenemos más paciencia", finalizó.

Comentá la nota