Gobernadores reclaman obras a cambio de liberar las reservas para pagar deuda

La discusión en el Congreso sería el 3 de marzo y la aceptación de una Cámara avalará el DNU. Las provincias quieren dinero para infraestructura y refinanciar deudas
Con Martín Redrado fuera del Banco Central, independientemente de lo que suceda mañana en la comisión bicameral que aconseje sobre su suerte, el Gobierno avanza ahora sobre el problema de fondo: necesita conseguir la mitad más uno de los votos en alguna de las dos Cámaras del Congreso para que el DNU que dispuso el pago de los vencimientos de deuda de 2010 con reservas cobre vigencia. Hacia allí apunta el oficialismo, y los gobernadores jugarán un rol clave.

En las últimas semanas, el kirchnerismo mandó a todos los gobernadores fieles a apoyar el Fondo del Bicentenario, que dispone el pago de vencimientos por u$s 6.569 millones con reservas. El argumento oficial es simple: al pagar deuda con reservas, habrá más plata para obra pública. Las provincias, quieren, además, refinanciar deudas que tienen con la Nación.

Un legislador oficialista de primera línea afirmó que el kirchnerismo intentará rubricar un rotundo apoyo al Fondo del Bicentenario en ambas cámaras. Aunque calificó de difícil el objetivo, el bloque comenzó a buscar apoyos para que la iniciativa sea aprobada tanto en Diputados como en el Senado en la sesión ordinaria, que sería el 3 de marzo. El oficialismo necesita sumar unos trece votos en Diputados y a un par de voluntades en el Senado para convalidar de esa forma el DNU, que pasó por la comisión pertinente a mediados de enero con un empate en ocho.

Las declaraciones de adhesión llegaron desde Buenos Aires (Daniel Scioli), Chaco (Jorge Capitanich) y Jujuy (Walter Barrionuevo). En Tucumán, José Alperovich prometió apoyo y pidió que le adelanten $ 50 millones.

Más recientemente, Sergio Urribarri, de Entre Ríos, pidió a sus legisladores que apoyen la iniciativa, porque "el destino de esos fondos es pagar los compromisos que tenemos con el mundo y permitiría que se liberen recursos para seguir con la marcha de la economía, para obras y viviendas". Resumió así la estrategia oficial.

También algunos aliados apoyaron la idea. El correntino Ricardo Colombi y el neuquino Jorge Sapag se cuentan entre ellos. El primero, desterrado del arco opositor con el que ganó las elecciones, sólo puede aportar una diputada, María Josefa Areta. Pero Sapag arrima 3 diputados y 1 senador.

A ellos habría que sumar al cordobés Juan Schiaretti, quien manifestó su apoyo al fondo, con reservas. Schiaretti, que no cuenta con senadores y podría sumar 2 diputados, pidió que la iniciativa contemple alguna solución para la deuda de las provincias. Lo del santafesino Hermes Binner fue más difuso. El gobernador se pronunció en contra de usar reservas para pagar deuda, pero consideró que es "un derecho del gobierno nacional" instrumentar el Fondo del Bicentenario. En la práctica, Santa Fe sería una de las provincias que se beneficiarían si la iniciativa prospera, ya que contempla endeudarse en los mercados.

El chubutense Mario Das Neves advirtió sobre manejos "discrecionales" y "extorsivos" del Gobierno para aprobar el fondo, pero dejó la puerta entreabierta: "No tengo decisión tomada", señaló. "Por ahora son todos mensajes y yo no he tenido contacto con los funcionarios nacionales", agregó.

Un apoyo clave fue el del pampeano Oscar Jorge. El fin de semana, su vicegobernador, Luis Campo, confirmó que la provincia se encolumnará con el oficialismo. Los dos senadores de Jorge, Carlos Verna y María Higonet, garantizan un triunfo kirchnerista en la Cámara alta.

En el Ministerio de Economía piensan que hay "una sola razón" para que las provincias apoyen el Fondo: "Esto baja la tasa de interés", afirman. El ministro Amado Boudou reconoce que comienza la etapa de negociación política. Descarta por ahora cambios como pidió Schiaretti. El Gobierno es el principal acreedor de las provincias y podría refinanciar las deudas. Esa es otra carta a seguir de cerca.

ACOMPAÑÀR TIENE SU PRECIO

Para Sergio Urribarri, de Entre Ríos, pagar la deuda con reservas del Banco Central "permitiría que se liberen recursos para seguir con la marcha de la economía, para obras y viviendas"

Hermes Binner, de Santa Fe, rechazó el pago con reservas. Pero dijo que es "un derecho del gobierno nacional" usar ese dinero. "Tenemos un bloque que no se opone a todo"

Mario Das Neves, de Chubut, advirtió sobre posibles extorsiones a gobernadores, pero agregó: "No tengo una decisión tomada". Mañana se reunirá con sus legisladores

Juan Schiaretti, de Córdoba, "El Fondo del Bicentenario debe contemplar las deudas de las provincias, debe ser federal", sostuvo. En el Gobierno, niegan cambios

Comentá la nota