Gobernadores preparan su propio proyecto petrolero

Gobernadores preparan su propio proyecto petrolero

Contempla más regalías, un peaje por el uso de la superficie y un canon ambiental. Neuquén, La Pampa y Chubut encabezan la “rebelión” a YPF.

El gobernador neuquino, Jorge Sapag, encabeza la rebelión de las provincias frente a los cambios en el marco legal de hidrocarburos que impulsa el Gobierno nacional. Sapag ya tiene un borrador que contempla el pago de mayores regalías, un peaje por el uso de la superficie y un canon ambiental. Horas antes de la primera reunión con Cristina Fernández, Sapag se había mostrado permeable a la desaparición del carry (acarreo) y al congelamiento de las regalías. Justo dos de los puntos más ásperos de la nueva ley.

Tras leer la letra chica del documento, en el que se anticipa la defunción de las empresas provinciales, y sobre todo de observar “ciertas” actitudes autosuficientes de los funcionarios de gobierno y de los ejecutivos de YPF que le habrían caído mal, Sapag cambió de rumbo.

Según contaron a este diario colaboradores cercanos, una vez arribado a Neuquén el gobernador masticó con rabia frases poco habituales en su persona. “¿Quiénes se creen estos que son? ¿Dios?”, dijo refiriéndose a los funcionarios de gobierno que había dejado atrás. Ahora Sapag disparó munición gruesa, tanto o más de la que venía lanzando al aire Guillermo Pereyra, el senador y líder del gremio petrolero, quien sugirió “cortar la llave de paso”. 

Acto seguido, varios de los gobernadores que dudaban de ir al choque con la Presidenta y el CEO de YPF, Miguel Galuccio, se ubicaron detrás suyo, dándole respaldo. Martín Buzzi, de Chubut, y Oscar Jorge, de La Pampa, ya manifestaron su apoyo a la postura de Sapag. En Río Negro, el gobernador K Alberto Weretilneck, tiene una fuerte oposición incluso del Frente para la Victoria (FPV) para concretar la firma del acuerdo entre su provincia y Petrobras que le dejaría U$S 100 millones de una inversión global de U$S 800 millones.

“Violando flagrantemente las constituciones provinciales, el Gobierno Nacional negocia el recurso sin participación real de los dueños del mismo”, argumentó la diputada rionegrina Ana Piccinini (FpV), quien presiona a Weretilneck para que abandone su discurso complaciente con Cristina y se sume al gobernador neuquino.

Sólo Daniel Peralta, de Santa Cruz, nuevamente alineado con el Gobierno nacional, quedó como aval de la propuesta oficial.

“Hay temas que son conducentes y procedentes y otros, que son absolutamente improcedentes”, dijo Sapag en relación al borrador. Como para reforzar la importancia que tiene Neuquén en esta discusión, más de 30 diputados nacionales de todo el espectro político visitarán hoy el área de Vaca Muerta, en un “tour” organizado por YPF. 

“El gas primero debe ser para los neuquinos y después para la República”, declaró Sapag a horas de bajarse del avión. En alusión directa, aunque metafórica, a la situación que viven las provincias petroleras en relación al kirchnerismo, el mandatario afirmó: “Cuando no hacemos obras que tengan contenidos, nos confunden con distintas lenguas y nosotros en la provincia del Neuquén planteamos -junto a las provincias hermanas y a la Nación- unificar el idioma, hablar el mismo idioma, no confundirnos con idiomas distintos”.

Sus asesores cuentan que Sapag está escribiendo de su propia mano una propuesta al gobierno que incluiría: una suba en las regalías de hasta cuatro puntos, el cobro de un “peaje” por entrar a la tierra y un oneroso canon ambiental.  Claudio Andrade (CC) 

Montero y Sanz piden que no haya más parches 

Los dos senadores nacionales mendocinos de la UCR, Laura Montero y Ernesto Sanz, presentaron un proyecto de una nueva Ley de Hidrocarburos, iniciativa redactada por la legisladora en 2013 junto a la ex senadora porteña, María Eugenia Estenssoro. 

 “Basta de parches”, pidieron los legisladores para oponerse de antemano a las negociaciones entre la Casa Rosada y las provincias hidrocarburíferas que buscan modificar la ley de Hidrocarburos vigente para introducirle un capítulo que promueva las inversiones para los yacimientos de combustibles no convencionales, como los del bloque Vaca Muerta. 

Montero explicó que actualmente conviven en una “anarquía legislativa” la ley de Hidrocarburos (N°17.319), de 1967, la Ley Corta de Hidrocarburos, de 2006, que dio el dominio originario de los recursos naturales a las provincias; la ley que reestatizó YPF y los decretos: 1227/2012, que dio facultades al Ministerio de Economía para avanzar sobre potestades de los Estados sub-nacionales y el 929/2013 que permitió la sub-división de áreas para propiciar el acuerdo de YPF con Chevron para explotar Vaca Muerta. Para subsanar este “caos”, explicó Montero, es que se propuso un régimen único para toda la Nación, a través de una nueva ley. 

 “La cuestión energética es el talón de Aquiles de este Gobierno”, sostuvieron Montero y Sanz ante la presencia, como invitado, del diputado Julio Cobos. El proyecto de Montero-Sanz ratifica que son las provincias las dueñas de sus recursos y quienes llevan adelante la administración de los mismos y por ello fija pautas muy precisas para que los Estados sub-nacionales manejen las concesiones de las áreas hidrocarburíferas.

“Hay penalidades muy fuertes para los que quieran hacer negocios inmobiliarios y no quieran invertir. Se obliga a la autoridad de aplicación a proceder a la reversión de las áreas. Además, la cesión de las concesiones se podrá hacer sólo si se verifica que se cumplió con el 50% de las inversiones comprometidas. En cuanto a las prórrogas, se podrán conceder si es que se invirtió al menos el 75%”, explicó la senadora mendocina. 

 Además, el proyecto radical establece un techo de regalías del 12% pero permite a las provincias cobrar un canon anual. La iniciativa crea además el Consejo Federal de Hidrocarburos que participa en la elaboración del Plan Estratégico Hidrocarburífero Nacional a fin de recuperar el autoabastecimiento energético.

“Este plan contará con metas anuales y plurianuales y debe ser aprobado por el Congreso Nacional. El autoabastecimiento energético debe ser una causa nacional y una política de Estado consensuada con las provincias y todo el arco político. No podemos continuar con las improvisaciones y las normas hechas a la medida de algunas empresas”, sostienen los senadores mendocinos de la UCR.

El proyecto establece estrictas normas ambientales para la utilización de técnicas de fracción hidráulica o fracking en la explotación no convencional. Además, de acuerdo al proyecto, YPF deberá ser auditada por la AGN. Montero aprovechó el contacto con la prensa para criticar las negociaciones de los gobernadores petroleros con la Nación para impulsar un cambio a la ley de Hidrocarburos de 1967.

“No se puede permitir el avance sobre las provincias de una empresa, YPF, que es una Sociedad Anónima, porque encima, desde su re-estatización, YPF ha demostrado que no le interesa el desarrollo de Mendoza ya que su producción cayó un 8 por ciento anual, cuando en el resto del país ha aumentado su producción”, aseguró Montero.

Comentá la nota