Gobernadores patagónicos procurarán salidas estratégicas frente a la crisis económica.

Los gobernadores de provincias patagónicas firmaron ayer en Buenos Aires un documento por el cual buscan articular en forma conjunta estrategias que hagan disminuir los efectos que genera en las economías regionales la crisis internacional.
Los mandatarios fijaron su apoyo a las acciones encaradas por el Gobierno nacional e invitaron a las provincias que integran la OFEPHI a una urgente reunión. Además lanzaron una convocatoria general a todos los poderes del Estado, municipios, organizaciones sindicales y empresarias a buscar propuestas y caminos alternativos.

Asimismo, pusieron de manifiesto su preocupación por el impacto que la crisis económica internacional está causando a las economías de sus pueblos, propiciando la búsqueda de acciones y estrategias para limitar el impacto que el actual contexto representa en cada uno de los distritos.

El documento de referencia fue rubricado por Daniel Peralta (Santa Cruz), Mario Das Neves (Chubut), Oscar Jorge (La Pampa); Jorge Sapag (Neuquén); Miguel Saiz (Río Negro); y Fabiana Ríos (Tierra del Fuego).

En principio, ponen de manifiesto que observan con suma preocupación “que la situación económica ha producido un estancamiento de las economías locales, con una caída significativa del precio y de la demanda internacional de los bienes y servicios producidos en nuestra región, agravado además por una sequía histórica y catástrofes naturales (incendios, erupciones volcánicas, etc.)”.

También destacan que a ello se suma una reducción del consumo interno que impacta seriamente en los ingresos fiscales provinciales, ya sea por recaudación propia, por coparticipación federal de impuestos, o por regalías hidrocarburíferas.

“Comparativamente con los ingresos registrados en el año 2008, se prevé para el año 2009 una disminución de los mismos, viéndose impedidos los estados provinciales de asumir nuevos compromisos hasta tanto esta tendencia no se revierta”, acotan.

NECESIDADES IMPERIOSAS

Por otro lado, entienden que “es responsabilidad de las administraciones provinciales garantizar las prestaciones básicas de servicios (educación, salud, seguridad, justicia, asistencia social) que requiere de disposición de recursos para ser atendidos, debiendo además en este contexto, asumir compromisos para evitar la caída de las economías locales”.

En este marco, los gobernadores consideraron que es necesario “acompañar al Gobierno nacional en las medidas tendientes a preservar las fuentes de trabajo genuinas vinculadas a las actividades propias de cada una de las economías regionales y el plan de obras públicas anunciado, en tanto la disposición de recursos del Estado signifique el compromiso del capital privado de la preservación de los puestos de trabajo”.

Finalmente, acordaron realizar una convocatoria “a todas las provincias pertenecientes a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) a una reunión en la que se considerará la adopción de medidas tendientes a sostener el nivel de inversión y trabajo en la actividad hidrocarburífera y el valor de los recursos naturales”.

Por todo ello, entienden que es necesaria la convocatoria a todos los poderes del Estado y los municipios, como así también las organizaciones sindicales y empresariales para informar de la evolución de la situación “con el objeto de generar espacios de diálogo, compromiso y trabajo conjunto, para evitar los conflictos sectoriales y las medidas de acción directa que pueden poner en riesgo la paz social”.

Comentá la nota