Los gobernadores manejan su propia versión del diálogo con la oposición

Los gobernadores manejan su propia versión del diálogo con la oposición
Para sostener sus gestiones, los perdedores se muestran más abiertos.
El dialogo político impulsado por la Presidenta tuvo una repercusión dispar en las provincias, donde los gobernadores manejan su propia versión de cómo encarar la relación con los opositores. A grandes rasgos, los ganadores de las elecciones muestran poca predisposición y los perdedores ceden ante la necesidad de concertar para que no se les caiga la gestión. En la vereda triunfalista, por ejemplo, está el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien descartó la posibilidad de consensuar con sus rivales, a los que derrotó en las urnas el 28 de junio. Del lado de enfrente está el caso de Daniel Scioli, que prevé juntarse "con todos" y empezó a retocar su gabinete.

Buenos Aires. El gobernador Daniel Scioli tomó distancia de la política oficial y se reunió con la dirigencia del campo que asistió a la exposición de la Sociedad Rural. También está citado su rival y triunfador de las últimas elecciones, Francisco De Narváez, para mañana. Y algunas versiones aseguran que los cambios los equipos de gestión, donde ya se incorporó un ex intendente, podrían incluir a la oposición (más información en la página 5).

Capital. Hasta ahora, Mauricio Macri sólo recibió a Daniel Filmus, quien fue jefe de campaña K en las últimas elecciones. Filmus propuso armar una comisión parlamentaria para lograr mayor autonomía en la Ciudad. El resto de las fuerzas están esperando ser convocados. Y hubo quejas de algunos partidos, porque la convocatoria comenzó con una fuerza, el Frente para la Victoria, que salió cuarta en la elección.

Santa Fe. El socialista Hermes Binner sostuvo a su equipo a pesar de la derrota a manos de Carlos Reutemann, pero imitó la decisión presidencial de convocar al diálogo a la oposición con representación parlamentaria. El gobernador pretende que se trate, entre otros temas, una amplia reforma tributaria que en 2008 no pasó el filtro de las cámaras.

Córdoba. Juan Schiaretti, un peronista alejado del Gobierno, no tardó en reunirse con sus opositores después de perder las últimas elecciones con Luis Juez. Al primero en recibir fue, justamente, a su principal rival. Luego fue el turno de los radicales. Además, el gobernador consensuó una agenda legislativa común para llevar al Congreso nacional.

Mendoza. La dura derrota electoral que sufrió el oficialismo en Mendoza, con 20 puntos por debajo de la lista del vicepresidente Julio Cobos, obligó al gobernador Celso Jaque a convocar al intendente radical de la Capital, Víctor Fayad, a una reunión para analizar la situación financiera y política. Si bien Fayad se distanció de Cobos en la última elección, sigue perteneciendo a la oposición.

Salta. El gobernador Juan Manuel Urtubey, kirchnerista, esperaba ganar dos de las tres bancas en juego en la provincia. Pero sólo consiguió una. Pese al traspié, "por el momento el gobernador no abrió el diálogo político para nada, aunque tuvimos conversaciones informales", aseguró a Clarín el principal referente del Frente para la Victoria en Salta, Antonio Marocco, quien hasta hace poco fue ministro de Gobierno. Mayores expectativas genera pero más lejano aún aparece un eventual encuentro entre Urtubey y el ex gobernador Juan Carlos Romero, hoy un furioso anti K.

Corrientes. El comicio del 13 de setiembre para elegir gobernador hace impensada, en principio, cualquier convocatoria.

Chaco. Tras las elecciones en el Chaco, el gobernador Jorge Capitanich imitó a sus jefes kirchneristas y convocó a partidos, entidades empresarias, gremios y movimientos sociales a una ronda de diálogo político que ya arrancó y pretende desembocar en un "acta de coincidencias" sobre aspectos fiscales, salariales y políticas de inversión.El gobernador busca un pacto para contener el impacto del déficit en una provincia con grandes deudas sociales.

La Rioja. El gobernador Luis Beder Herrera recibió a los electos diputados radicales por la capital, Guillermo Galván y la infectóloga Judith Díaz Bazán, pero para recibir ideas e inquietudes sobre la Gripe A. Y el ministro de Gobierno, Carlos Luna, planteó la necesidad de una reforma electoral en la provincia.

San Juan. El gobernador José Luis Gioja se pronunció a favor del diálogo y la invitación comenzará a tomar forma en los próximos días. Seguramente comenzará con los partidos políticos, aunque Gioja dijo que quiere incluir a gremios y empresarios.

Misiones. Otro oficialista que imitó los pasos de Cristina, aunque en su caso desde un triunfo, fue el gobernador peronista Maurice Closs, que convocó a la oposición para debatir temas vinculados esencialmente a la política. "El diálogo al que convocamos en Misiones no tiene que ver con la gobernabilidad. La realidad política en la provincia es distinta a la de la Nación porque acá se obtuvo un contundente triunfo en las últimas elecciones", dijo el ministro de Gobierno, Jorge Franco.

Río Negro. El gobierno del radical K Miguel Saiz convocó a un diálogo "con agenda amplia" a los intendentes justicialistas enrolados en la "Liga de Intendentes". Se juntarán con los ministros de su gabinete. El temario incluye desde la Gripe A, pasando por el dengue y la coparticipación. El primer encuentro está previsto para el mes próximo.

Santiago del Estero. El Frente Cívico del radical K Gerardo Zamora obtuvo una victoria importante el 28 de junio. No obstante, los oficialistas aseguran que mantienen contactos con referentes de todos los sectores a través de las mesas de diálogo docente, campesina, industriales y sindicales, entre otros.

Entre Ríos. Aquí se sintió con fuerza la derrota K y el gobernador, Sergio Urribarri, anunció medidas de inmediato: cambios en el gabinete y convocatoria al diálogo. Pero los cambios fueron en la segunda línea. Días después, Urribarri anunció una reforma tributaria y adelantó nuevas incorporaciones, aunque no destinadas a "cambiar el rumbo de la gestión".

La Pampa. El gobernador Oscar Jorge (PJ), que obutvo una victoria electoral ajustada, sólo se reunió hasta ahora con dirigentes agropecuarios.

Comentá la nota