Gobernadores, intendentes y color futbolero

Gobernadores, intendentes y color futbolero
Camioneros ratificó ayer que en sus concentraciones se reeditan las claves de cualquier cita futbolera. No sólo porque algunos de los dirigentes del gremio integran la barra brava del club Independiente. El clima y el olor que rodeaba ayer al estadio Amalfitani parecían pintados para Fútbol de Primera. Torsos desnudos, viseras verdes, remeras con el rostro expandido del dios Moyano, bombos, máscaras, estampitas de Perón y Evita y una fila de micros que edificaron un barrio camionero en pleno Liniers.

En las tribunas, las bengalas de humo verde cubrían a la feligresía y las banderas marcaban pertenencia hacia el interior del gremio que no para de arrebatarle afiliados a la competencia: rama Agua y Gaseosas, Correo, Caudales, Remolques Mecánicos, Logística y Distribución, Expreso y Mudanza, Distribuidores de Diarios y Revistas, Recolectores de Residuos. Es que el gremio del jefe de la Confederación General del Trabajo (CGT), que hoy ronda los 100 mil afiliados en todo el país, se expandió a partir del encuadramiento sindical que lanzó Moyano bajo una consigna tan discutida como contundente: "Todo lo que tiene ruedas es camioneros".

Sobre la base de ese criterio, incorporó alrededor de 25 mil afiliados en los últimos cinco años. Según dijo Moyano en su discurso, bajo el sol de Liniers ayer hubo 70 mil personas, adentro del estadio, y 10 mil afuera. La incidencia de ese poder a nivel distrital explica la presencia de gobernadores como Daniel Scioli (Buenos Aires) o Luis Beder Herrera (La Rioja) y de intendentes emblemáticos del conurbano bonaerense como los pejotistas Hugo Curto (Tres de Febrero), Fernando Espinoza (La Matanza), Alejandro Granados (Ezeiza) y el radical Enrique García (Vicente López).

Heredero de ese poderío, Pablo Moyano lucía ayer más tranquilo que nunca. Sentado en la escalera que llevaba al escenario, escuchó el discurso de su padre y fue anticipando las consignas más urticantes. Sólo se paró para saludar a Ricardo Bochini, el ídolo de Independiente que también se acercó para sumarse a los festejos que ayer cubrieron el Fortín.

Comentá la nota