Los gobernadores fueron a la jura, pero dijeron poco

Los gobernadores peronistas hicieron acto de presencia ayer durante la jura de los nuevos ministros de Cristina .Fueron pocos los que se pronunciaron sobre los cambios, sin embargo.
La voz que sobresalió fue la del entrerriano, Sergio Urribarri, quien destacó "la capacidad y preparación" de Aníbal Fernández, y de Amado Boudou. En declaraciones periodísticas, el mandatario remarcó "la voluntad de diálogo, capacidad y preparación muy importante" del nuevo jefe de Gabinete. Y lo consideró "competente y a la altura de las circunstancias que vive el mundo". Sobre el ahora ministro de Economía señaló que "tiene un perfil económico distinto al de Carlos Fernández", pero que "también es muy preparado y actualizado para lo que hoy requiere la sociedad argentina".

Pero su coterráneo Jorge Busti, ex gobernador, ex kirchnerista y ahora presidente de la Cámara de Diputados entrerriana, afirmó que los cambios "no" eran "los que se esperaban", dudó de "que haya una nueva mirada para trabajar en una política agropecuaria, tan necesaria en este momento".

Afirmó que el nuevo gabinete era "más de lo mismo". Y no descartó abandonar el PJ si en algún momento "no se puede hablar, opinar y debatir". Agregó Busti: "Con la continuidad de Guillermo Moreno no se puede avanzar en nada en la solución del conflicto del campo". Uno de los primeros en hablar el mismo día de los anuncios había sido el chubutense Mario Das Neves, quien ayer insistió con que Boudou, iba "a ser funcional" al secretario de Comercio Interior, Moreno.

Sin aludir al tema, pero revelando un contacto muy llamativo Jorge Capitanich contó que el Eduardo Duhalde lo había llamado para felicitarlo por su triunfo electoral. El chaqueño, uno de los principales ganadores oficialistas acaba de reclamar al Gobierno una agenda de consensos.

Comentá la nota