La gobernadora de Tierra del Fuego sumó su apoyo al Fondo del Bicentenario

Fabiana Ríos planteó que "no se puede dejar al país sin financiamiento"; Chiche Duhalde adelantó que no respaldará la iniciativa del Gobierno en el Congreso
Pasado el vendaval por la destitución de Martín Redrado del Banco Central el debate vira lentamente al uso de reservas de la entidad para pagar los vencimientos de deuda.

Mientras que el Gobierno se garantizó hoy un nuevo apoyo a la creación del Fondo del Bicentenario, que prevé tomar US$ 6569 del Central para cancelar pasivos, desde el justicialismo disidente, Hilda "Chiche" Duhalde adelantó que no apoyará el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que lo creó y que debe analizar el Congreso.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos respaldó la iniciativa oficial y celebró que parte del dinero se utilice para asistir a las provincias.

"Necesitamos un fondo que permita financiar el funcionamiento del Estado, las obras de infraestructura y cancelar las deudas", planteó en declaraciones a una radio de su provincia consignadas por la agencia estatal Télam.

"Los economistas podrán opinar sobre cuál es la manera más adecuada, pero creo que, tanto el gobierno nacional como cada uno de los [gobiernos] provinciales tienen derecho en términos políticos a elegir cuál es el fondo para financiar su funcionamiento y el pago de deuda".

Ríos se sumó así a los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Ricardo Colombi (Corrientes), José Alperovich (Tucumán) y Jorge Sapag (Neuquén) que ya sentaron posición en favor del proyecto presidencial.

Deuda y déficit. Por su parte, Chiche Duhalde adelantó que rechazará el DNU que ordenó conformar el Fondo del Bicentenario y que se discutirá en el Congreso cuando comiencen las sesiones ordinarias en marzo.

La senadora concedió que "hay que honrar las deudas", pero aseguró que votará en contra del DNU que dispone cancelar los pasivos con fondos del BCRA. "Tengo la sensación de que este gobierno ha tomado mano a todas las cajas posibles y hoy le quedan las reservas para intentar cubrir el déficit", alertó.

En el mismo sentido, completó: "Tenemos que analizar en profundidad cuál es la verdadera situación de las cuentas públicas. El ex procurador del Tesoro [Osvaldo Guglielmino] salió a hablar de la necesidad de tocar las reservas porque no se podía hacer frente a las deudas. Pero, por otro lado, el presupuesto que aprobamos a fin de año contemplaba esas deudas. Son dos situaciones que hay que aclarar".

El voto de Cobos. Por otra parte, Duhalde justificó el voto del vicepresidente Julio Cobos contra Martín Redrado en la comisión especial que aconsejó al Poder Ejecutivo sobre su remoción , aunque consideró que el mendocino pudo haber tomado una posición distinta y no tan cercana a la del Gobierno.

De todas maneras, concedió que el voto del vicepresidente, que combinó la recomendación de destitución con duras críticas a la gestión del economista al frente del Banco Central, pudo haber tenido que ver con el deseo de Cobos de no volver a confrontar con la Casa Rosada.

"Podría haberse fijado otra posición. Cobos habrá tratado, me imagino, de no generar más conflicto", razonó Duhalde en declaraciones a radio Continental.

Respecto del dictamen, la senadora coincidió con sectores de la oposición que plantearon que, una vez que Redrado renunció al cargo, el viernes pasado, el pronunciamiento de la comisión devino en abstracto.

"Ya Redrado había renunciado, no tenía demasiado sentido. Pero verdaderamente creo que en el caso Redrado no es lo importante. Redrado era el funcionario de turno y lo han castigado la vez que actuó bien, como a aquellos chicos que se portan mal y nunca les dicen nada, y el día que se portan bien los castigan", comparó en declaraciones a radio Continental.

Comentá la nota