La gobernadora Ríos recorrió escuelas de Río Grande en las que se realizan obras de refacción

La Mandataria estuvo acompañada por el ministro de Educación, Darío Vargas, y el diputado Leonardo Gorbacz. Durante el recorrido por la Escuela N° 4 de la Margen Sur, la Mandataria destacó que se están construyendo dos nuevas aulas en dicho establecimiento, “lo que a nuestro juicio es una muy buena noticia para esta parte de la ciudad, que tenía una demanda de matrícula muy importante”.
“Esta obra es posible gracias al ahorro que se hizo desde el bloque legislativo del ARI en la Cámara, y esos fondos se destinaron a Cáritas, por lo que a través de esta entidad se pueden concretar estas dos nuevas aulas por fuera del Presupuesto educativo”, indicó.

La Gobernadora remarcó que las tareas de refacción y mantenimiento “estaban previstas, como todos los años previo al inicio del ciclo lectivo, para que se refuercen los servicios esenciales en todas las escuelas, tanto en iluminación, como en calefacción y sanitarios, que tienen un deterioro normal y habitual por el uso, de modo que estas adecuaciones se hacen todos los años”, y aseguró que las obras “marchan a buen ritmo”.

Sin embargo, Ríos lamentó que las medidas tendientes a optimizar las instalaciones educativas se contrapongan con hechos de vandalismo, como el registrado en la Escuela 20 ubicada en Chacra IV, que fue víctima de la rotura de ventanas.

“Me parece que este tipo de hechos ponen de manifiesto un enorme enojo con las instituciones de parte de los chicos”, señaló, y exhortó a la comunidad a “pensar que los bienes públicos son de todos, y que esto es un aprendizaje que no sólo se da en las escuelas sino en el hogar”.

La titular del Ejecutivo provincial advirtió que “si no cuidamos entre todos los ciudadanos lo que es de todos, no hay presupuesto que alcance ni plazos que puedan cumplirse”, considerando que “si no tomamos conocimiento ni conciencia de que lo público es de todos, la verdad es imposible que nuestras escuelas y nuestras instituciones estén adecuadas a las necesidades”.

De todos modos, Ríos entendió que es posible contrarrestar este tipo de hechos “desde todos los ámbitos, tanto de las instituciones como de los hogares, porque los chicos habitualmente no pasan en las escuelas más de 4 horas por día y las otras 20 las pasan en otros lugares, y este tipo de aprendizaje se da en estos lugares”.

“Realmente quienes pudimos ver lo que vimos esta mañana en la Escuela 20 quedamos absortos, porque es el mismo establecimiento que el año pasado, a 24 horas del inicio de las clases, sufrió un atentado de parte de delincuentes que destruyeron todo el trabajo que se había hecho para garantizar un inicio de clases habitual”, recordó.

Ríos observó que “la reiteración de estos hechos no pueden ser naturalizados, sino que debe comprometernos aún más a ir fortaleciendo los vínculos con los chicos y a enseñarles con hechos de que las instituciones nos pertenecen y las debemos cuidar, porque de lo contrario de una manera o de otra el dinero que podría ser invertido en otra cosa debe reinvertirse en el daño que pudo haber sido evitado”.

Comentá la nota