La Gobernadora confirmó el pago total de salarios públicos

El compromiso asumido por el Gobierno nacional de remitir durante los próximos días un 50% del monto del Programa de Asistencia Financiera por 70 millones de pesos gestionado por la Provincia, llevó a que la gobernadora Fabiana Ríos asegurara que antes de que finalice la semana se cancelará el total de los haberes del sector público provincial correspondientes al mes de agosto.
El compromiso asumido por el Gobierno nacional de remitir durante los próximos días un 50% del monto del Programa de Asistencia Financiera por 70 millones de pesos gestionado por la Provincia, llevó a que la gobernadora Fabiana Ríos asegurara que antes de que finalice la semana se cancelará el pago total de los haberes del sector público provincial correspondientes al mes de agosto.

A pesar de este anuncio, funcionarios de Gobierno evitaron poner fecha al pago de los salarios, argumentando que la tramitación administrativa de este anticipo a cuenta del PAF podría demorarse un poco más de lo previsto, lo que podría postergar hasta la semana que viene la liquidación del remanente salarial.

Si los fondos en cuestión ingresan hasta el jueves, darían los tiempos para cancelar esa obligación el viernes, pero si se reciben el último día hábil de la presente semana no habría posibilidades materiales de concretar el trámite bancario de trasferencia del Banco Nación al BTF, lo que obligaría al Gobierno a pagar durante el lunes.

El inconveniente a superar para hacerse de estos 35 millones de pesos a la mayor brevedad tiene que ver con encuadre técnico legal que dársele en Nación, ya que formalmente el Programa de Asistencia Financiera a Tierra del Fuego todavía no cumplió con los pasos administrativos necesarios para su otorgamiento.

De todas maneras, al existir una clara voluntad política de parte de Presidencia de la Nación de asistir financieramente a la provincia se da por descartado que se encontrara el encuadre adecuado que posibilite la transferencia de recursos, aunque tal vez no con la premura que pretende la gestión Ríos.

"La tarifaria sigue sin aparecer"

En declaraciones difundidas por la Secretaría de Comunicación Institucional, la Gobernadora reiteró que ante la situación financiera que atraviesa la Provincia "no hay ninguna posibilidad de pagar los sueldos de forma no escalonada hasta fin de año, y esa es la verdad". Dijo que ese mismo estado de cosas es el que impediría otorgar mejoras salariales durante 2010.

En este marco, insistió en la importancia que tiene para el Estado poder contar con herramientas financieras que ayuden a revertir este panorama, entre las que mencionó el proyecto de ley tarifaria. "Hay una tarifaria que sigue sin aparecer y ya estamos en septiembre, y esto representa dos millones y medio de pesos por semana que se dejan de cobrar", apuntó Ríos.

En cuanto a las medidas de fuerza anunciadas por los sindicatos estatales para esta semana, en reclamo por el pago fraccionado de sus haberes y el denominado "congelamiento salarial" planteado en el proyecto de presupuesto para el año entrante, dijo que "está claro" que los gremios "tienen la responsabilidad de expresar el descontento general de los trabajadores en virtud del modo en que se está pagando", pero aseveró que "cada una de estas cuestiones que afectan los servicios a terceros, que son la razón de ser de nuestro trabajo, no hace que la situación económica mejore ni que aparezcan los recursos para que podamos pagar en tiempo y forma".

La mandataria interpretó que "en tanto la discusión siga centrada en que el problema principal es el del Estado hacia adentro y no hacia fuera, estamos trabados en un lugar de difícil salida", aunque no descartó que "se pueden dar acercamientos de parte del Ministerio de Gobierno con los sindicatos en un entendimiento de la situación real y en un acompañamiento por la obtención de mayores recursos".

"Todos saben cuál es la salida que nos queda: manejar el déficit; y sólo en la medida que tengamos mayores ingresos vamos a poder discutir desde ese lugar variables salariales, porque vamos a tener que discutir también desde mayores servicios", apuntó la Gobernadora.

Comentá la nota