La Gobernadora agilizó la puesta en vigencia de la nueva ley tarifaria sancionada el jueves

El decreto 2310/09 fue dictado el viernes y publicado en el Boletín Oficial del mismo día. Mediante esa normativa se promulgó la Ley 791, que es la nueva tarifaria sancionada el pasado jueves por la Legislatura. Cómo impacta en los sectores de la pesca industrial, las electrónicas y las empresas petroleras. Las exenciones y beneficios a aquellas empresas que hayan aumentado su dotación de personal. Las nuevas exigencias para el certificado de cumplimiento fiscal.
En tiempo récord la gobernadora Fabiana Ríos dictó el decreto 2310/09, mediante el cual promulgó la Ley 791, correspondiente a la nueva tarifaria que fue sancionada el pasado jueves por la Legislatura.

El decreto ya fue publicado en el Boletín Oficial de fecha viernes 16 de marzo, por lo tanto tiene plena vigencia, según lo que establece el artículo 17 de la normativa, donde indica que «las disposiciones de esta ley entrarán en vigencia a partir del día siguiente a su publicación y continuarán vigentes hasta el día 31 de octubre del año 2011».

En el caso de las modificaciones del impuesto a los Ingresos Brutos, comenzará a regir a partir de los impuestos generados durante el mes de noviembre; por lo tanto los efectos concretos en la recaudación se verán en diciembre.

Los principales lineamientos de la nueva ley tarifaria, son los siguientes:

-A las pesqueras: Se les fija una tasa del 2% sobre el valor de salida en el permiso de embarque para la exportación de productos hacia el continente, de aquellas empresas cuyos proyectos fueron aprobados mediante decreto 1139/88 y 490/03; en tanto es del 3% la tasa que se aplica a aquellas pesqueras encuadradas dentro del régimen general establecido por la Ley Nacional 19.640.

En caso que las exportaciones tengan como destino otros países la tasa ascenderá a 3% para el primer caso y 4% en el segundo caso.

Incentivo a las electrónicas

Todas las fábricas del ramo de las electrónicas, radicadas y que se radiquen al amparo de la Ley 19.640, se les aplicará una tasa retributiva de verificación de procesos productivos que será del 2% sobre el valor FOB de los productos que se exporten al continente y al exterior.

Se aplicará el beneficio de tasa cero sobre el Impuesto a los Ingresos Brutos, a aquellas fábricas que mantengan o incrementen la nómina de personal con la que contaban al primero de marzo de 2009.

Este beneficio regirá hasta el 31 de diciembre de 2010, pudiendo ser prorrogado por decreto del Poder Ejecutivo Provincial previo análisis de la situación económica del sector beneficiario.

Las tasas a las petroleras

-Se crean tasas retributivas especiales de la Secretaría de Hidrocarburos:

Se fija una tasa del 2% del valor FOB de los hidrocarburos procesados en la provincia y exportados al continente y al exterior, cuando se requiera certificado de origen de la producción.

Se deberá abonar el 5% del monto total de la inversión proyectada en materia de hidrocarburos; en concepto de servicio de análisis, evaluación y control.

Por servicios de fiscalización extraordinaria, inspección y pasivo ambiental de la actividad hidrocarburífera, se cobrarán 40 litros de gasoil y dos litros más de gasoil por kilómetro recorrido (ida y vuelta).

-Se establece por un plazo improrrogable de 6 meses una alícuota adicional del 2% de la tasa de Certificación de Origen de la producción hidrocarburífera.

Tasa cero a la construcción

Las actividades de construcción gozarán de tasa cero, las que deberán dar estricto cumplimiento a la normativa vigente en materia laboral, para lo cual la Dirección General de Rentas podrá pedir los informes pertinentes al Ministerio de Trabajo.

El beneficio será exclusivamente para aquellas empresas constructoras, inscriptas como tales en el Registro Nacional de la Industria de la Construcción y/o en los organismos provinciales y municipales que correspondan.

Este beneficio no alcanza a las locaciones de obras o de servicios vinculados a la actividad hidrocarburífera y sus servicios complementarios, que deberán tributar la alícuota del 3,5 por ciento.

Certificado de libre de deuda

En la nueva ley tarifaria, se agudiza la exigencia del certificado de cumplimiento fiscal que expide la Dirección General de Rentas para todos aquellos prestadores que presenten cobros de servicios a la administración pública, entes autárquicos y descentralizados.

En la misma obligación queda atrapado el Banco Tierra del Fuego que deberá exigir el certificado en sus contrataciones y en las operaciones de otorgamiento de créditos.

«Los agentes de retención que efectúen pagos a contribuyentes inscriptos, que no presenten el certificado de cumplimiento fiscal citado, deberán aplicar el doble de la alícuota de retención que corresponda», indica la nueva ley.

Comentá la nota