El ex gobernador visitó Mercedes - Solá: "Me fui porque Kirchner nos llevaba a la locura"

El Ingeniero Solá estuvo en Mercedes el pasado sábado. El candidato a diputado nacional del Pro peronismo explicó porqué se fue del proyecto K y dijo no estar arrepentido de haberle abierto las puertas al santacruceño en la provincia. Reconoció tener una buena relación con Selva y le deseó lo mejor, "salvo en lo electoral" .
El pasado sábado en horas de la mañana se hizo presente en Mercedes el ex Gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato a diputado nacional, Felipe Solá.

El Ingeniero, que aún está empadronado en esta ciudad, fue acompañado por los candidatos locales del Pro peronismo en una caminata céntrica que partió de la esquina de 16 y 29 y concluyó en una confitería de 22 y 25, en la cual brindó una conferencia de prensa.

Con carteles de campaña a sus espaldas Solá se sentó junto a Juan Carlos Benítez, el Dr. Carlos Aristi y el Ingeniero Scaramella. Tras una breve introducción del primer candidato a concejal local Solá dejó diversas expresiones. No estuvo ausente en la conferencia la mención para el Intendente Carlos Selva.

Solá había cosechado una estrecha relación con el primer mandatario local cuando gobernaba Buenos Aires. Selva fue uno de los intendentes denominados "felipistas" y Solá acompañó en diversas oportunidades los cierres de campaña del selvismo. Esta vez el escenario electoral los encuentra en posiciones diferentes. De allí que Solá le haya deseado lo mejor al Jefe comunal, menos en el aspecto electoral. "Yo me fui, él se quedó… yo dije basta, no me conducís más (refiriéndose a Kirchner), hasta la puerta del cementerio acompaño a cualquier amigo, pero hacia adentro no… dije basta cuando el pueblo argentino decía que no a la guerra gaucha, a mi no llevan a ningún lado con un látigo o una chequera, soy libre…", resaltó en medio de aplausos de los presentes.

El Ingeniero Solá fue duro con los Kirchner y con Scioli, y recordó que había renunciado a su banca como diputado nacional a la que llegó integrando una lista del Frente para la Victoria. Luego amplió el porqué del alejamiento. Aseguró que la resolución 125 fue el quiebre definitivo, "vi que el gobierno cada vez más se cerraba, se envanecía, asumía el rol de dictador ideológico… hay un agotamiento, el gobierno debe darse cuenta que los próximos dos años tiene que ser diferente si quiere volver a sacar a la Argentina adelante", sostuvo.

Testimonial

A la hora de hablar de las listas "testimoniales" dijo que el término era un eufemismo, y que debían mencionarse como candidaturas "truchas", y la mentira en la política no está penada por la ley. Por ello consideró que esta discusión no debe someterse al plano judicial sino que debe ser el pueblo el que las avale o no. Esta apreciación sirvió como prólogo a una dura crítica hacia el Gobernador Daniel Scioli. Afirmó que la provincia hoy estaba como en mayo de 2001, cuando meses después se emitió el Patacón.

"No sabe administrar… sabe como promocionarse, gasta cinco veces más que yo en publicidad y propaganda, pero la provincia está mucho peor… en definitiva creo que Daniel tiene que decir la verdad, o se está jugando en la provincia o es un candidato trucho", afirmó. Solá dijo haber creído en este proyecto político y no arrepentirse de haberle abierto las puertas al santacruceño en la provincia de Buenos Aires, "me fui porque Kirchner nos llevaba a la locura... dicen que este es el modelo de la acumulación, distribución e inclusión, pero no acumula, no distribuye y no incluye".

Sobre la economía dijo que iba a haber devaluaciones lentas, y que el modelo actual no podía seguir porque ignoraba al interior. Finalmente Solá remarcó que muchos intendentes apoyan este proyecto porque consideran que tienen una nula posibilidad de independencia, "hay una muy fuerte presión", enfatizó.

Comentá la nota