El gobernador Urribarri admite que los cortes perjudicaron al Carnaval

El mandatario entrerriano consideró que la baja concurrencia a la máxima fiesta de Gualeguaychú se debe a que "la gente no quiere ir a lugares donde hay malestar", en alusión al polémico bloqueo de frontera de los asambleístas.
Otra vez el mandatario provincial embistió el corte que hace más de dos años llevan adelante los ambientalistas de Gualeguaychú, al considerar que fueron pocas personas porque la gente prefiere evitar "lugares donde hay malestar". "Sólo fueron 7000 personas, cuando el promedio es de 40 mil por noche", indicó.

De inmediato, desde las asambleas ambientalistas salieron a responderle diciendo que se había equivocado. "Solo ingresaron 7.000 personas porque la lluvia obligó a suspender la fiesta programada para el sábado y se debió realizar el domingo, cuando gran parte del flujo turístico regresa a la Capital y el Gran Buenos Aires", explicaron.

En este camino, hicieron saber que las expectativas para el sábado eran "excelentes", debido a la gran cantidad de entradas que se habían vendido de manera previa.

Comentá la nota