El gobernador no tiene tiempo para audiencias

"Todo el mundo quiere hablar con el gobernador, pero vamos a tratar de conseguir otro petiso medio parecido para que los pueda atender. No me da el tiempo para atender", sostuvo el gobernador Jorge ante los pedidos de audiencia que recibe a diario.
"Todo el mundo quiere hablar con el gobernador, pero vamos a tratar de conseguir otro petiso medio parecido para que los pueda atender. No me da el tiempo para atender", sostuvo el gobernador Jorge ante los pedidos de audiencia que recibe a diario.

El mandatario pampeano se disculpó porque la vorágine laboral le impide estar en contacto con la gente, asistir a actos y menos aún dar audiencias. Se quejó porque "todos" piden hablar con él cuando tiene colaboradores que pueden dedicarse a la atención de las distintas problemáticas, como es el caso de los gremios estatales en su lucha salarial que sólo aceptan dialogar con Jorge.

-Gobernador, a usted se lo cuestiona porque no delega tareas a sus colaboradores, que usted se dedica a analizar tema por tema. ¿Es así su política de trabajo?

-Estuve seis años como ministro de Economía, después rector de la UNLPam y transformé todos los edificios, estuve 12 años como intendente y podría decir la cantidad de obras que hicimos, luego fui presidente del Banco Pampa y también hicimos muchas obras; no sé por qué piensan... Evidentemente hay cosas, como las que deben tratarse en el orden nacional, por las que uno tiene que jugarse fuertemente para avanzar. Estamos hablando de un acuerdo de 500 millones de pesos (la compensación a La Pampa por la promoción industrial a las provincias del Acta de Reparación Histórica) y el gobernador debe jugar fuertemente.

-Y mientras usted se dedica a eso, sus colaboradores pueden atender, por ejemplo, la cuestión salarial de los estatales.

-Benvenuto (el ministro de Obras Públicas) ha firmado él los convenios en Buenos Aires, pero hay que abrir puertas, conversar con funcionarios de alto nivel y tenés que jugarte. Por qué no van (los periodistas) dos horas a mi despacho para ver la cantidad de expedientes que firmo y vean lo que yo puedo mirar de esos expedientes. Si a uno le dan un metro cúbico por día, qué podes mirar. Además las delegaciones que están hechas por decreto, y que vienen desde siempre, no cambiaron. Hay subsidios hasta 30 mil pesos que dan los ministros y eso no lo cambié. Por ahí te dicen que el director de Deportes me dio un subsidio y vos no me diste nada; claro, se personaliza pero no he cambiado las reglas de autorización de gastos.

-Pero la política salarial la maneja usted, exclusivamente.

-No, no. Si vos me decís cuánto tenemos en caja hoy, cómo está el presupuesto, no lo sé, piensan que como me especialicé es esa estoy metido en los números, pero no es así, tenemos un buen ministro de Hacienda (Ariel Rauschemberger).

Comentá la nota